Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Unos 33,1 millones de argentinos estaban llamados a votar

El oficialismo argentino celebra su triunfo en las primarias legislativas

El oficialismo de Argentina celebró su triunfo en los principales distritos en las primarias legislativas de este domingo, un resultado que el Gobierno de Mauricio Macri interpreta como un apoyo de la mayoría a los cambios puestos en marcha tras doce años de kirchneriso en el poder.

 | Madrid | Actualizado el 14/08/2017 a las 07:36 horas

Mauricio Macri, presidente de Argentina

Mauricio Macri, presidente de Argentina / Archivo

De acuerdo con el escrutinio provisional, de los 24 distritos electorales que tiene el país el frente gubernamental Cambiemos se imponía en la mitad de ellos, incluyendo los cinco mayores por cantidad de electores, lo que posiciona al oficialismo con una buena base de cara a las legislativas del 22 de octubre.

La ventaja de Cambiemos incluye a la provincia de Buenos Aires, que representa el 37 % de los electores de todo el país, aunque allí la diferencia es mínima sobre el kirchnerismo. Según los primeros resultados del escrutinio provisional, Fernández, que lidera la lista de candidatos al Senado por la kirchnerista Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, el primer distrito electoral del país, está segunda, tras el candidato oficialista, Esteban Bullrich.

"Yo estoy muy contento y agradecido porque una mayoría de argentinos, no solo en la provincia de Buenos Aires sino en todo el país, hayan votado defendiendo esta justa intención de mejorar, de crecer, de no resignarnos más", dijo el presidente argentino, Mauricio Macri, en una rueda de prensa.

Contabilizadas el 86,94 % de las mesas de la provincia de Buenos Aires, la lista oficialista de candidatos al Senado obtenía el 34,34 % de los votos, mientras que la de la kirchnerista Unidad Ciudadana, liderada por la ex presidenta Cristina Fernández, cosechaba el 33,97 %.

El acortamiento de esta brecha a medida que ha ido avanzando el escrutinio provisional ha hecho que Fernández demore su comparecencia ante sus seguidores, reunidos en un estadio cerrado en la periferia sur de Buenos Aires. El recuento podría finalizar con un empate o incluso con una leve ventaja de Fernández, según lo que vaticinan algunos dirigentes de Unidad Ciudadana, pero el resultado parece que no convalidará los sondeos previos a la elección, que marcaban una victoria de la exmandataria de, por lo menos, cinco puntos sobre el candidato oficialista, el exministro de Educación Esteban Bullrich.

Cambiemos, por el contrario, salió a celebrar los buenos resultados a nivel nacional temprano, incluso antes de la difusión de los primeros resultados oficiales. El oficialismo ha tenido triunfos amplios en provincias como Córdoba y Santa Fe y una victoria contundente en la ciudad de Buenos Aires, donde la candidata a diputada Elisa "Lilita" Carrió, una de los fundadores de Cambiemos, obtuvo el 49,55 % de los votos.

En el búnker de Cambiemos, montado en un centro de convenciones capitalino, hubo festejos con globos y música y un Macri exultante, rodeado de los principales dirigentes del oficialismo."Qué día lindo en la historia de nuestro país, un día muy importante. Tengo mucha emoción", dijo Macri ante sus seguidores.

El jefe de Estado, que llegó a la Presidencia en diciembre de 2015, afirmó que el "cambio" que representa su Gobierno "está más vivo que nunca", aunque admitió que, "más allá de toda esta alegría" vivida hoy y de que "la economía arrancó y la inflación está bajando", tiene "en claro que los primeros resultados del crecimiento económico a muchos argentinos no les llegaron".

Tras celebrar con sus seguidores, Macri ofreció una rueda de prensa en la que pidió a los opositores que lidera Cristina Fernández que "se permitan pensar por un instante que por ahí están equivocados" y que "no puede ser" que todo lo que propone el Gobierno "les parezca mal".

"Que hayamos ratificado hoy que esto viene en serio, que esto no es un veranito de una elección, sino que es un compromiso firme de la mayoría de los argentinos, va a acelerar el crecimiento económico. Y si en octubre logramos convencer a algunos más de que se sumen, todo va a ser para mejor", señalo el mandatario.

Unos 33,1 millones de argentinos estaban habilitados para votar hoy en estas primarias, en las que quedarán definidos los candidatos que podrán competir en las elecciones legislativas del próximo 22 de octubre, en las que se renovarán 24 escaños del Senado y 127 de la Cámara de Diputados.

La elección de este domingo se desarrolló sin incidentes y con un nivel de participación cercano al 75 % en un país donde el voto tiene carácter obligatorio.