Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN INGLATERRA

Un niño de seis años muere de septicemia después de que los médicos le enviaran varias veces a casa

El pequeño empezó a quejarse de dolor de oídos y sus padres lo trataron como algo puntual. Cuando tuvieron que llevarle al hospital porque la fiebre no bajaba, los especialistas reiteraron que no era preocupante.

 | Madrid | Actualizado el 12/08/2017 a las 17:16 horas

El pequeño Connor Horridge

El pequeño Connor Horridge / Manchester Evening News

La madre del niño Connor Horridge, que falleció por una septicemia después de ir varias veces al hospital, ha contado ocho meses después de su muerte la pesadilla que vivieron esos días.

El pequeño, de seis años, empezó a quejarse por un dolor de oídos, pero su familia creyó que se trataba de una molestia común y le trataron pensando que desaparecería rápidamente.

Sin embargo, cinco días más tarde tuvieron que llevarle al hospital porque sus síntomas empeoraron. Los médicos le dijeron que no había de qué preocuparse y le enviaron de nuevo a casa.

Solo un día después, los padres volvieron a trasladarle a urgencias porque el niño presentaba fiebre extremadamente alta, pero los médicos hicieron el mismo diagnóstico.

Cuando cuatro días después la situación ya era irreversible, nada se pudo hacer para salvarle la vida. El pequeño decía "mamá, mis piernas" cuando le llevaron al hospital, según recoge Manchester Evening News.

Los padres creen que si los médicos examinaron Connor adecuadamente, podría haber sido un resultado totalmente diferente.

El hospital admitió que hubo "oportunidades perdidas" y que debían haber avisado a un pediatra más experimentado, aunque el médico que le atendió asegura que nada hacía prever este triste desenlace.