Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

APROBADO POR UN DECRETO EJECUTIVO

Maduro asegura que tomará medidas contra los alcaldes y gobernadores que no firmen los Presupuestos de 2017

El presidente venezolano ha señalado que "no quiere problemas" y ha expresado su esperanza de que todos "firmen el acuerdo de aceptación de la sentencia sobre el presupuesto".

Agencias | Madrid | Actualizado el 19/10/2016 a las 10:28 horas

Nicolás Maduro en una imagen de archivo

Nicolás Maduro en una imagen de archivo / EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha advertido de que tomará medidas contra los alcaldes y gobernadores que no acepten la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que avala que los Presupuestos Generales para 2017 no tienen por qué ser presentados ante la Asamblea Nacional, controlada por la oposición desde diciembre del año pasado.

Durante su programa semanal, Maduro ha señalado que "no quiere problemas" y ha expresado su esperanza de que todos "firmen el acuerdo de aceptación de la sentencia sobre el presupuesto". "Y al que no lo forme, tomaré medidas especiales, excepcionales", ha añadido.

En la misma línea se ha expresado el 'número dos' de Maduro, el vicepresidente Aristóbulo Istúriz, que ha señalado que si los gobernadores o alcaldes "desacatan" al tribunal, se les dará el mismo "tratamiento" que a la Asamblea.

Maduro aprobó el pasado viernes el presupuesto general para 2017 a través de un decreto ejecutivo, sorteando de esta forma la tramitación parlamentaria, en el marco de la crisis política que sufre la nación caribeña. Maduro dio el visto bueno a las cuentas públicas para el próximo año en el Congreso de la Patria, la asamblea ciudadana que ha designado en sustitución del auténtico Parlamento.

El líder 'chavista' justificó su desplante a los diputados venezolanos asegurando que está "ante un Parlamento que ha destruido la moral y el prestigio del Poder Legislativo en tan solo nueve meses".