Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ayudará a cumplir su compromiso de acoger a 50.000 refugiados

Grecia recibe fondos de UE para albergar a refugiados en 20.000 alojamientos

El Gobierno griego ha recibido el apoyo de la Comisión Europea (CE) y ACNUR para reforzar su sistema de alojamiento temporal de refugiados con la creación de 20.000 plazas en viviendas en alquiler, hoteles y familias de acogida, financiadas con 80 millones de euros del presupuesto comunitario.

Efe | Madrid | Actualizado el 14/12/2015 a las 14:50 horas

Refugiados en Grecia

Refugiados en Grecia / Getty Images

La vicepresidenta de Presupuesto y Recursos Humanos de la CE, Kristalina Georgieva, quien visitó en Atenas uno de los centros de acogida temporal gestionados por el Gobierno, señaló la importancia de ayudar a Grecia, "un país que todavía está luchando por salir de una situación económica muy difícil".

"Lo que ha ocurrido en Europa en los últimos meses no tiene precedentes. No recuerdo ningún país o región en el mundo al que llegaran 1,5 millones de personas en un espacio de tiempo tan corto", declaró Georgieva a los medios tras su visita.

Georgieva relató el caso de una familia iraquí que espera en el campo ateniense a ser reubicada a Lituania y que le regaló una caja de porcelana con dulces durante su visita, como ejemplo de los destinatarios de este programa.

La representante comunitaria destacó que este programa, que se pondrá en marcha "de forma inmediata", ayudará a Grecia a cumplir su compromiso de acoger a 50.000 refugiados.

Los fondos servirán para subvencionar los distintos tipos de alojamiento, ya que, en función del tamaño de las familias, se les proporcionarán apartamentos en régimen de alquiler, vales para hoteles o convivirán con familias de acogida.

Los destinatarios del programa son los solicitantes de asilo y los que esperan ser reubicados en otros países de la Unión Europea (UE), dijo el Alto Comisionado Adjunto para Operaciones de ACNUR, George Okoth-Obbo, en una rueda de prensa junto a Georgieva.

Okoth-Obbo explicó que habrá un primer criterio de selección en base a la nacionalidad, por lo que tendrán prioridad los ciudadanos de Siria, Irak, Eritrea y la República Centroafricana, y un segundo que incluirá al resto de solicitantes de asilo.

El representante de ACNUR recalcó la necesidad de informar bien a los llegados sobre el procedimiento de asilo en Grecia.

Para Yanis Muzalas, ministro griego de Migración, que la UE destine fondos a Grecia es el reconocimiento de que el país no puede gestionar en solitario esta crisis.

"Aparte del aspecto financiero hay un aspecto moral, significa que Grecia no está sola en esta lucha, porque es esto es una lucha", dijo Muzalas.

Para Grecia, un país con once millones de habitantes y sumido en una grave crisis desde hace siete años, tener que alojar a parte de las más de 790.000 personas llegadas este año, según cifras de ACNUR, supone un importante reto.

Muzalas sostuvo que el Ejecutivo ha ido poniendo en marcha los cinco puntos de acogida y registro en las islas del Egeo que más llegadas reciben, como se comprometió con el resto de socios europeos.

Dijo que el de Lesbos está en funcionamiento, el de Leros lo estará antes de finales de año y los de Chíos, Samos y Kos se están preparando.

Tanto la representante europea como el ministro heleno destacaron que este programa de alojamiento no supone la creación de guetos y contribuye a conformar un buen clima entre la comunidad griega.

Muzalas destacó que la llegada de refugiados y migrantes económicos no ha elevado los índices de delincuencia en el país, como demuestran las estadísticas, y aseguró que hay más violencia en cualquier estadio de fútbol griego, por lo que dijo que no hay que exagerar las tensiones que pueden darse en determinados momentos.

La ubicación en uno de los centros de acogida de Atenas de miles de migrantes económicos, algunos de los cuales fueron desalojados la semana pasada de la frontera con Macedonia ante la negativa del país vecino a permitirles el paso, ha provocado la protesta de varios alcaldes de municipios cercanos a la capital.

A ello se suma que otro de los recintos de estancia temporal, el centro olímpico de Tae Kwon Do, debe quedar vacío antes del jueves próximo ya que acoge una competición deportiva.

La Plaza de Victoria, muy cercana al centro de la ciudad, se ha convertido de nuevo en un campamento improvisado para centenares de personas que prefieren no alojarse en los centros temporales.

Muchos de ellos esperan proseguir su viaje hacia el centro de Europa a través de traficantes que les piden hasta 2.000 euros por cabeza por eludir los controles que Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia, que solo admiten a sirios, afganos e iraquíes.

De nuevo este lunes desembarcaron en el puerto de El Pireo, en Atenas, cerca de 1.500 refugiados y migrantes procedentes de las islas.