Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SEGÚN INFORMA LA CBS

El exvicealmirante Harward, principal candidato a suceder a Flynn, rechaza ser asesor de Seguridad Nacional de Trump

El principal candidato para suceder al general Michael Flynn como asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el exvicealmirante Robert Harward, ha rechazado este jueves la oferta del presidente, Donald Trump, de hacerse con la asesoría, según ha informado la cadena CBS.

EFE | Madrid | Actualizado el 17/02/2017 a las 07:08 horas

El exvicealmirante Robert Harward

El exvicealmirante Robert Harward / Agencias

Fuentes cercanas a la situación han confirmado que Harward y Trump han tenido una disputa en torno al personal que formará parte de su equipo, ya que el exvicealmirante exigía tener su propio equipo, algo a lo que la Casa Blanca se ha resistido. En particular, se refiere a la decisión de mantener en el equipo a Kathleen Troia McFarland, 'número dos' de la asesoría, incluso cuando Flynn decidió dejar el cargo. Harward ha insistido en que no quería a McFarland como su viceasesora, por lo que tras una jornada de negociaciones ha decidido rechazar la oferta.

Harward, de 60 años, es un antiguo Navy SEAL que ejerció también como subcomandante del Comando Central de Estados Unidos bajo las órdenes del actual secretario de Defensa, James Mattis. También fue comandante general de operaciones para el Comando de Operaciones Especiales de Fort Bragg, en Carolina del Norte. Dirigió a las tropas estadounidenses en Irak y Afganistán durante seis años después de los ataques del 11-S, y durante la Administración de George W. Bush fue director de estrategia y política antiterrorista del Consejo Nacional de Seguridad.

El nombre de Harward sonaba junto a otros dos, el del general Keith Kellogg --quien ha sido nombrado asesor de Seguridad Nacional en funciones tras la dimisión de Flynn-- y el de David Petraeus, uno de los generales retirados más importantes de Estados Unidos. Flynn, que estuvo en el cargo menos de un mes, estuvo recientemente en el punto de mira desde que se conoció que había mantenido una serie de contactos con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kisliak, el día previo a que Washington impusiera, a finales de diciembre, una nueva ronda de sanciones contra Rusia.

En un comunicado difundido desde la Casa Blanca, Flynn explicó que "debido al ritmo acelerado de los acontecimientos", dio "de forma involuntaria" al vicepresidente, Mike Pence, y a otros altos cargos "información incompleta" acerca de las citadas llamadas telefónicas, después de que la ex fiscal general Sally Yates lo acusara de mentir sobre la citada conversación.