Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA INFORMACIÓN NO LLEGÓ A SER COMUNICADA A LA JUSTICIA

El colegio belga de un suicida de París había advertido de su radicalización

El colegio bruselense de Bilal Hadfi, uno de los suicidas en los atentados en París, había advertido de su radicalización a la administración, pero la información no llegó a ser comunicada a la justicia. La madre del joven también había denunciado días antes de los ataques que su hijo era "una olla a presión".

Agencias | Madrid | Actualizado el 27/12/2015 a las 08:21 horas

Bilal Hadfi, uno de los terroristas que se inmoló en París

Bilal Hadfi, uno de los terroristas que se inmoló en París / Agencias

El colegio bruselense de uno de los suicidas de París, Bilal Hadfi, había advertido de su radicalización a la administración, pero la información no llegó a ser comunicada a la justicia, un asunto que investiga la policía belga, informaron hoy los medios locales.

Hadfi, uno de los kamikazes suicidas del Estadio de Francia, combatió en Siria para Daesh y era conocido por el Órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas (OCAM) de Bélgica, dado que figuraba en una lista de 800 nombres fichados por sus vínculos con ese país.

En la investigación de los atentados de París, el comité permanente de control de servicios de la policía interroga al personal de la escuela Annessens-Funck, en Bruselas, a la que Hadfi había acudido antes de desplazarse a Siria y de perpetrar los ataques del pasado 13 de noviembre.

El hombre "había llamado la atención" en el colegio a principios de año por celebrar los ataques contra Charlie Hebdo, que tuvieron lugar el pasado 7 de enero.

El director de la escuela había advertido a la administración escolar el 27 de abril de la partida de Hadfi a Siria, y el colegio tenía un dossier abierto a su nombre, pero el comité investiga "por qué estas informaciones no se transmitieron a la justicia".

Los intentos de la dirección del colegio por prevenir a las autoridades "quedaron bloqueados a nivel de la administración", a pesar de que profesores y dirección del colegio habían "formulado serias inquietudes acerca de la evolución de Bilal Hadfi", informa el diario 'Le Soir'.