Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Tras analizar los restos humanos encontrados

El Ministerio de Exteriores confirma la muerte de Pilar Garrido, la española desaparecida en México

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado este viernes la muerte de la valenciana María del Pilar Garrido, que desapareció el pasado 2 de julio en el estado de Tamaulipas, al noroeste de México, cuando viajaba en coche con su marido y su hijo.

Agencias | Madrid | Actualizado el 11/08/2017 a las 19:08 horas

Fotografía de Pilar Garrido Santamans, la valenciana de 34 años secuestrada en México

Fotografía de Pilar Garrido Santamans, la valenciana de 34 años secuestrada en México / EFE

Las autoridades mexicanas han comunicado a la Embajada de España en el país norteamericano que los restos óseos analizados corresponden a los de Garrido, de 34 años y natural de la localidad valenciana de Massalavés, han informado fuentes de Exteriores. La noticia del fallecimiento la ha facilitado la fiscalía estatal de Tamaulipas en un comunicado después de que se examinaran los restos encontrados el pasado 26 de julio en un paraje del municipio Villa de Casas, cercano al lugar del secuestro.

La Embajada española y el consulado general de Monterrey, el más próximo a la zona, están en contacto con la familia de Garrido y "se han puesto a su disposición para los trámites que pueda necesitar", han señalado las fuentes. La madre de la fallecida se ha desplazado a Ciudad Victoria para estar en contacto con las autoridades mexicanas.

Su hermana, Raquel Garrido, ha asegurado que si se confirma su fallecimiento, "se harán otras pruebas de ADN" cuando el cadáver sea repatriado a España. La desaparición de Garrido, que llevaba tres años viviendo en México, tuvo lugar en la carretera Soto La Marina con dirección a Ciudad Victoria, la capital de Tamaulipas, considerado uno de los estados más violentos del país.

Según el testimonio de su marido, Jorge González Fernández, fueron interceptados por dos hombres armados tras pasar unos días en la playa junto con su hijo de un año, quienes se llevaron consigo a su esposa.