Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

EN TEXAS, EN ESTADOS UNIDOS

Una adolescente se suicida delante de su familia tras no soportar más sufrir ciberacoso

La joven de 18 años había sufrido acoso escolar durante una larga temporada, pero cuando este bullying se trasladó también a la red decidió poner fin a su vida con una pistola mientras su familia le suplicaba que no lo hiciera.

Redacción | Madrid | Actualizado el 02/12/2016 a las 11:03 horas

La habitación de la adolescente que se ha suicidado en EEUU, llena de mensajes en su memoria

La habitación de la adolescente que se ha suicidado en EEUU, llena de mensajes en su memoria / CNN

La habitación de Brandy Vela está cubierta con post-it en su memoria en los que se puede leer que nunca la olvidarán o que siempre formará parte de sus corazones, entre otras frases. Son recuerdos de esta joven de 18 años que esta semana se ha suicidado poniéndose una pistola en el pecho mientras su familia le suplicaba que no lo hiciera, según informa CNN.

Su hermana explica que la joven de ojos azules siempre había sufrido acoso escolar por su peso, pero que el ciberbullying comenzó en abril y fue esto la gota que colmó el vaso. La gente comenzó a crear cuentas falsas de Facebook para mandarle mensajes y, a pesar de que ella no respondía a ninguno de ellos, los textos seguían llegándole y le hacían sentir cada vez peor. En los mensajes la llamaban "fea y gorda", según relata su hermana Jackie, que explica que llegó a cambiar de teléfono y denunciar el caso a la Policía, a pesar de que ellos no hicieron nada por ayudarla porque "la aplicación desde la que mandaban los mensajes no era rasteable y no podían hacer nada hasta que algo ocurriera".

Jackie supo que algo iba mal cuando recibió el marte un mensaje de su hermana que decía "te amo tanto, por favor recuérdalo, lo siento por todo". Como estas palabras le preocuparon, llamó a sus padres y abuelos, que fueron a su casa de Texas, en Estados Unidos, donde se la encontraron en la habitación con una pistola. A pesar de la petición de su familia de que no lo hiciera, se acabó suicidando.