Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Fue condenado a tres años y medio de prisión

Valtonyc tendrá que entrar en prisión tras el rechazo del Constitucional de suspender su condena por enaltecimiento

El rapero mallorquín, Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc, tendrá que entrar en prisión después de que el Tribunal Constitucional haya rechazado admitir a trámite el recurso contra la condena de tres años y medio confirmada por el Supremo.

EP | Madrid | Actualizado el 11/05/2018 a las 20:30 horas

El rapero Josep Miquel Arenas, conocido como Valtònyc

El rapero Josep Miquel Arenas, conocido como Valtònyc / EFE

Según ha informado el propio Valtonyc en un comunicado difundido a través de su cuenta de Twitter, se trata de "un hecho histórico, dado que es el primer músico que entrará en prisión en el Estado español condenado únicamente por las letras de sus canciones".

Asimismo, el escrito informa de que se suspenden todos los actos y conciertos programados de hoy en adelante y lamenta que esta condena represente "un ataque a un derecho democrático que afecta" a todos los ciudadanos.

En esta línea, el próximo 17 de junio, se ha organizado un concierto por la libertad de expresión en Mallorca, de la mano de la Asociación Acallar, donde 40 grupos musicales de todo el Estado se sumarán a la causa por la libertad de expresión.

SENTENCIA DE LA AN

El pasado 20 de febrero, la Sala La Sala Segunda del Tribunal Supremo confirmaba la condena de tres años y medio de cárcel que la Audiencia Nacional impuso al rapero por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona, y amenazas por el contenido de algunas de sus canciones publicadas en Internet.

Según la sentencia, por la cual Arenas tendrá que ingresar en prisión, las canciones incluyen expresiones en apoyo y alabanza a las organizaciones terroristas Grapo, ETA, y a algunos de sus miembros, así como contra el titular de la Corona y sus familiares, y contra el presidente del Círculo Balear, Jorge Campos, contra quien se dirigieron las amenazas.