Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

candidato de Junts per Catalunya (JxCat)

Torrent propone a Jordi Sànchez como candidato sin fijar la fecha del pleno de investidura

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha oficializado que propone al presidente del grupo parlamentario de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Sànchez, como candidato a la investidura, sin fijar aún la fecha del pleno.

Agencias | Madrid | Actualizado el 05/03/2018 a las 21:17 horas

Jordi Sànchez en una imagen de archivo

Jordi Sànchez en una imagen de archivo / EFE

Torrent ha tomado esta decisión tras haberse reunido este lunes con representantes de todos los grupos parlamentarios, y pese a anunciar que Sànchez es el candidato, no ha puesto fecha para el pleno.

Cuando en enero propuso a Carles Puigdemont como candidato a la investidura, pasaron tres días hasta que precisó la fecha del plenario.

Torrent propuso a Puigdemont el 22 de enero y, el día 25, convocó el pleno para el 30 del mismo mes, un pleno que finalmente aplazaría ante las advertencias del Tribunal Constitucional de que la investidura debía cumplir unos requisitos que el presidente cesado no cumplía.

En la resolución que ha firmado Torrent para proponer a Sànchez, se especifica que la investidura de Puigdemont ha quedado "sin efecto" porque él mismo anunció la semana pasada que renunciaba a la reelección.

Si con Puigdemont el gran obstáculo para ser investido fue que reside en Bélgica y no tiene intención de volver, por la orden de detención que pesa contra él en España, la dificultad que presenta Sànchez es que actualmente está en prisión preventiva.

El abogado de Sànchez, Jordi Pina, anunció que solicitaría permiso al juez para que pudiera ser investido, por lo que su asistencia a la Cámara está a expensas de lo que dictamine el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Si le denegara salir de la cárcel para la investidura, los independentistas se toparían con el mismo obstáculo que con Puigdemont: el TC y los letrados del Parlament han advertido de que cualquier investidura debe pasar por que los candidatos acudan presencialmente a la Cámara.

De momento JxCat y ERC rehuyen valorar qué harán si vuelven a ponerse condiciones a Sànchez que no pueda cumplir, y la líder de los republicanos en el Parlament, Marta Rovira, ha zanjado: "En el caso que haya un obstáculo lo valoraremos conjuntamente".

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha explicado que Pina solicitará el permiso cuando Torrent firme la convocatoria del pleno con la fecha.

Para investir a Sànchez, JxCat y ERC deberán superar otro obstáculo: la CUP ya ha anunciado que sus cuatro votos serán abstenciones y no 'síes', lo que deja al independentismo sin mayoría suficiente para sacar adelante la elección.

La investidura de un presidente se debe hacer en primer vuelta con al menos 68 votos, mayoría absoluta, o, en segunda vuelta, con una mayoría simple; como están las cosas, Sànchez por ahora tendría 64 votos a favor de JxCat y ERC, 4 abstenciones de la CUP, y 65 votos negativos del resto de partido.

Los 64 votos de JxCat y ERC serían 66 si sus dos diputados en Bélgica, Carles Puigdemont y Toni Comín, pudieran delegar el voto pero, si realizan este movimiento, el Gobierno central ya anunciado que lo impugnaría antes los tribunales.

Así, JxCat y ERC solo tienen dos alternativas: o convencen a la CUP de que dos de sus diputados voten a favor de Sànchez o fuerzan a Puigdemont y a Comín a renunciar a sus escaños, y las dos partes están enconadas en no moverse