Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

en la tradicional Fiesta de la Rosa del PSC

Sánchez a Rajoy: "La salida a Cataluña se llama diálogo y más autogobierno"

Ante cientos de militantes y simpatizantes, Sánchez ha querido dejar muy claro su reconocimiento y apoyo explícito a los alcaldes y concejales del PSC a quienes les ha pedido que "resistan" ante la campaña de "presión y acoso" que están sufriendo.

Efe | Madrid | Actualizado el 17/09/2017 a las 15:47 horas

Pedro Sánchez en un acto en Cataluña

Pedro Sánchez en un acto en Cataluña / EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dicho este domingo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en Cataluña "hay una salida para antes y después del 1 de octubre, sin necesidad de romper nada" pero esa salida política exige "diálogo, reforma de la Constitución y más autogobierno".

Así lo ha expresado el líder del PSOE en la tradicional Fiesta de la Rosa del PSC, en Gavà (Barcelona), en una intervención en la que ha dicho al jefe del Ejecutivo que "si da ese paso" y construye una solución política contará con el apoyo "sincero y leal del PSOE".

Ante cientos de militantes y simpatizantes, Sánchez ha querido dejar muy claro su reconocimiento y apoyo explícito a los alcaldes y concejales del PSC a quienes les ha pedido que "resistan" ante la campaña de "presión y acoso" que están sufriendo.

"Sois lo mejor del partido. Resistid en defensa de la legalidad a los insultos y coacciones", ha añadido.

El líder del PSOE también se ha dirigido a los independentistas catalanes, a quienes ha asegurado que "dividir Cataluña no es quererla. Como defender la unidad de España no es confrontar territorios para ganar elecciones".

Y aunque el líder del PSOE ha dicho que no es momento de reproches, sí ha recriminado a Rajoy que intentara alcanzar la Moncloa "confrontando territorios", a costa de invalidar el Estatut que fue refrendado por las Cortes y los ciudadanos.

"Fue un error que estamos pagando en términos de desafección, no sólo en Cataluña, también en el conjunto de España", ha dicho.

Sin embargo, Sánchez ha aclarado que ese "error" no puede justificar la deriva "de quienes tratan de imponer una vía unilateral al margen de la legalidad, y la propia democracia".

Y por ello, el líder socialista ha asegurado que la democracia es "mucho más que poner urnas: Sin censo, con las urnas escondidas e imprimiendo papeletas en casa. Lo llaman democracia y no lo es".

La tradicional Fiesta de la Rosa que este año se celebra en pleno pulso entre el Gobierno y la Generalitat por la organización del referéndum, también ha contado con la intervención del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien ha llamado a no participar en el 1-O porque es un "montaje" y un "simulacro" que, además, divide a los catalanes por la "mitad".

"Solo pueden ganar si engañan a muchos. No hay que ir, así no, con nosotros no", ha clamado el primer secretario de los socialistas catalanes y, en este contexto, le ha dicho a los independentistas: "Basta de dividir, de enfrentar y de engañar".

Iceta, al igual que Sánchez, ha apelado al diálogo para resolver un problema que es "político", más allá de la aplicación solo de la ley, "poniendo el contador a cero" y "estando dispuestos a ceder".

El primer secretario del PSC también ha vertido críticas hacia el Gobierno del PP, que es "parte del problema" de Cataluña y, ahora, pretende que los jueces y los fiscales "le resuelvan un problema" que debe abordarse también desde la política.

Previamente, la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, ha denunciado que la situación política en Cataluña es "intolerable" e "inadmisible", y ha reclamado "propuestas, alternativas y salidas" como las que plantea a su juicio el PSOE y el PSC.

"Que nos dejen tranquilos a los alcaldes", ha subrayado la alcaldesa de Gavà, en alusión a las presiones que denuncian los ediles socialistas por su negativa a colaborar con el 1-O.

En la jornada, los intervinientes también han tenido muy presente los atentados de Barcelona y Cambrils de hace prácticamente un mes y han guardado un minuto de silencio en homenaje y recuerdo a las víctimas.