Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

25-S | ¿COMICIOS DETERMINANTES?

¿Qué consecuencias tendrán los resultados en Galicia y País Vasco en el tablero político nacional?

Los últimos días se ha especulado mucho con la posibilidad de que PNV y PP puedan intercambiar apoyos en Vitoria y Madrid. Los 29 escaños de Urkullu le hacen que necesite nueve para lograr la mayoría, los mismos que tienen PSE-EE y PP, respectivamente.

ondacero.es | Madrid | Actualizado el 26/09/2016 a las 08:55 horas

Los comicios de este domingo en Galicia y en el País Vasco se antojaban determinantes para la futura gobernabilidad de España, ya que su desenlace podía introducir nuevos elementos en la actual coyuntura política.

Estas elecciones pueden ser decisivas para conocer si hay alguna opción de desbloquear la situación a nivel nacional o si nos encaminamos a las terceras elecciones. Los 29 escaños del PNV le otorgan una mayoría suficiente para gobernar sin necesidad de PP o PSE-EE, ya que la suma de EH Bildu (17) y Podemos-Elkarrekin (11) no le superan. No obstante, sí necesita su apoyo para futuribles reformas.

El mismo Urkullu ha dicho en rueda de prensa que va a "hablar y dialogar con todos los partidos". "Espero que los partidos vascos podamos dialogar con espíritu constructivo", ha indicado, a la vez que ha señalado que "esta noche comienza el camino de la formación del nuevo gobierno y seguirá siendo necesario el diálogo".

Mucho se ha especulado con la posibilidad de que el PNV y el PP puedan intercambiar apoyos en Vitoria y Madrid: el respaldo de los populares podría ser fundamental para Urkullu si quisiera lograr esa mayoría. No obstante, Urkullu también puede lograr esos 38 diputados con el apoyo del PSE-EE.

Por otro lado, la debacle del PSOE tanto en País Vasco como en Galicia, llevan al PP a pensar que Pedro Sánchez pueda condicionar sus planes en la política nacional.

No obstante, no es probable que a corto plazo los resultados del 25-S provoquen cambios sustanciales en la estrategia política de Ferraz.