Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Boletín Oficial de Cataluña

Puigdemont firma un decreto que entrega a Junqueras la gestión de procesos electorales

El Diari Oficial de la Generalitat (Dogc) publica este martes un decreto firmado por el presidente, Carles Puigdemont, que deja en manos del vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras, la organización de procesos electorales.

Agencias | Madrid | Actualizado el 18/07/2017 a las 14:08 horas

Oriol Junqueras en un acto celebrado en Barcelona

Oriol Junqueras en un acto celebrado en Barcelona / Efe

Según consta en el decreto, recogido por Europa Press, el decreto modifica las competencias de la Conselleria de Economía, ya que el presidente tiene la facultad de determinar el número, denominación y ámbito de competencias de los departamentos.

Con este decreto se formaliza el anuncio --realizado el viernes durante la rueda de prensa de Puigdemont y Junqueras para explicar los cambios en el Govern-- de que Vicepresidencia y Economía pilotaría los procesos electorales, una responsabilidad que hasta ahora recaía en Gobernación, con Meritxell Borràs al frente, que le valió la interposición de una querella por el acuerdo marco para la compra de urnas.

El Govern retomará este martes la compra de urnas para el referéndum del 1 de octubre en su primera reunión con los tres nuevos consellers Jordi Turull, Joaquim Forn y Clara Ponsatí, y el nuevo secretario del Govern, Víctor Cullell.

Fuentes de la Generalitat consultadas por Europa Press explicaron que el primer paso previsto para reactivar esta compra era precisamente la aprobación de este decreto por el cual el área de procesos electorales de la Generalitat pasa del Departamento de Gobernación al de Vicepresidencia.

La compra de urnas la inició la Conselleria de Gobernación en el mes de mayo, y tras iniciar un procedimiento público no exento de polémica, el concurso fue declarado desierto el pasado 27 de junio porque ninguna de las dos empresas licitadoras superó los trámites.