Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Presidente de la Generalitat

Puigdemont dice a la CNN que está listo para un diálogo "sin condición previa"

Carles Puigdemont se ha mostrado dispuesto a entablar un diálogo "sin condición previa" con las autoridades españolas para intentar acercar posiciones sobre Cataluña, según ha declarado a la cadena CNN.

EFE | Madrid | Actualizado el 11/10/2017 a las 16:58 horas

Carles Puigdemont en una imagen de archivo

Carles Puigdemont en una imagen de archivo / EFE

"Estamos en un punto donde lo más importante es que no haya condición previa para sentarse y hablar, aceptar que tenemos que hablar, tenemos que hablar en las condiciones adecuadas", dijo Puigdemont en una entrevista con ese medio estadounidense un día después de declarar la independencia de Cataluña y dejarla suspendida.

El presidente de la Generalitat (Ejecutivo catalán) opinó que la "relación entre España y Cataluña no funciona" y, por ello, abogó por abordar un diálogo entre representantes de ambas instituciones para intentar acercar posiciones.

"A lo mejor, podría ayudar al diálogo que dos personas en representación del Gobierno español y dos personas en representación del Gobierno catalán, pudieran ponerse de acuerdo en una sola cosa, como por ejemplo, el nombramiento de un mediador", declaró el político independentista del PDeCAT (centroderecha).

Sobre su mensaje lanzado este martes desde el Parlamento autonómico, en el que utilizó una posible declaración de independencia definitiva como palanca para forzar las negociaciones con el Estado, Puigdemont afirmó que su intención era "mandar un mensaje de calma" y recordar a la gente que la región está afrontando "un problema político" que necesita ser resuelto "con política y no con policía".

En estos momentos, la Justicia española estudia si hay motivos jurídicos para procesar al líder catalán por haber incurrido en un posible delito de sedición, lo cual sería un "error", según el dirigente catalán.

"Mi detención sería injustificada y un error. Este no es el momento de mandar a prisión a gente con la que se mantienen discrepancias políticas", consideró.

Pese a que en el referéndum ilegal celebrado el 1 de octubre apenas votaron poco más de dos millones de personas de los más de de cinco millones de personas con derecho de votos, según datos del Gobierno regional catalán, el presidente autonómico no dudó en arrogarse una vez más el apoyo de la mayoría del pueblo.

"Hay una mayoría de catalanes que quiere hacer de Cataluña un estado independiente. Y quieren hacerlo en acuerdo con el Estado español, pero ha de hacerse sin condiciones", opinó Puigdemont.

El Gobierno español requirió hoy formalmente al Ejecutivo regional catalán que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña, como paso previo para adoptar medidas que podrían pasar por asumir parte de sus competencias.

En una declaración institucional, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció el requerimiento después de que Puigdemont, asumiera este martes "el mandato" del referéndum ilegal del 1 de octubre para que esa región sea independiente, aunque suspendió los efectos de la declaración de independencia para abrir un proceso de diálogo.