Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los manifestantes han intentado acceder al perímetro

Los Mossos cargan contra los manifestantes ante el Museo de Lérida durante el traslado de la obras de Sijena

Los manifestantes que se concentran fuera del Museo de Lérida para intentar dificultar el traslado de los obras de Sijena a Aragón han vivido momentos de tensión con los Mossos que protegen el dispositivo preparado para llevárselas, que han llegado a utilizar sus porras contra los concentrados.

EFE | Madrid | Actualizado el 11/12/2017 a las 12:31 horas

Los manifestantes se concentran fuera del Museo de Lleida

Los manifestantes se concentran fuera del Museo de Lleida / EFE

El momento de mayor tensión se ha producido cuando más de un centenar de personas han intentado acceder al perímetro vallado alrededor del Museo de Lleida, lo que ha sido impedido por una barrera formada por decenas de Mossos.

Hacia las 9 de la mañana han llegado otras 5 furgonetas de los antidisturbios de los Mossos, que se han unido a la decena de vehículos policiales y decenas de agentes que ya se encontraban en la zona desde esta madrugada.

Los agentes han procedido entonces a cortar parcialmente la Rambla d'Aragó, junto al Museo de Lleida, y han hecho retroceder a alguno de los manifestantes que no querían moverse del lugar, a golpe de porra.

Los concentrados han reaccionado a la acción de los Mossos con gritos como "no hace falta pegar" o "España nos trata como a perros".

Técnicos del Gobierno de Aragón se encuentran en el Museo de Lleida desde las 4 de la madrugada para supervisar el traslado de las obras de arte de Sijena, en medio de las protestas de decenas de personas que se han concentrado ante el recinto bajo la lluvia.

El equipo, un perito y personal de la empresa contratada para el transporte de los bienes, será el encargado del embalaje de las 44 piezas, algunas de considerable tamaño, como tres cajas sepulcrales, que deben partir con destino a Aragón.