Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

RUEDA DE PRENSA

Màxim Huerta dimite "pensando en la cultura y en la transparencia"

Màxim Huerta ha dimitido como ministro de Cultura y Deporte, apenas una semana después de ser nombrado, tras conocerse que defraudó a Hacienda 218.000 euros y que abonó por ello a las arcas públicas el año pasado 366.000 euros

ondacero.es/ Agencias | Madrid | Actualizado el 13/06/2018 a las 19:48 horas

Màxim Huerta ha anunciado su dimisión como ministro de Cultura y Deporte, puesto en el que ha estado menos de una semana, tras conocerse que defraudó a Hacienda 218.000 euros, y ha dicho que "la inocencia no vale de nada ante esta jauría" y que se va "pensando en la cultura y en la transparencia".

Tras acudir al Palacio de la Moncloa para presentar su dimisión al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Huerta ha comparecido en una concurrida sala de prensa en el Ministerio a las siete de la tarde: "Hay momentos en los que uno tiene que retirarse y yo amo la cultura", ha dicho.

Huerta ha dejado su cartera después de esta mañana se conociera que tuvo que abonar una sanción de 366.000 euros por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que estableció que declaraba a través de una sociedad, lo que permitía tributar menos que si lo hubiera hecho como renta personal con el IRPF.

En su comparecencia, de unos diez minutos y tras la que no ha admitido preguntas, Huerta ha dicho que no importa que no haya cometido ningún fraude fiscal "sino que lo que importa es el bombardeo que lo que busca es minar el proyecto de regeneración y de transparencia del presidente Sánchez. Y no voy a permitirlo".

Ha recordado que recibió la propuesta del presidente del Gobierno con mucha ilusión, pero sobre todo consciente de todo lo que este país tenía por delante para recuperar la cultura. Y, además, "me hizo sentir el peso de la responsabilidad", ha asegurado.

Huerta ha sostenido que fue un compromiso más importante que su carrera profesional y su vida personal y lo hizo convencido de que podía servir a su país y a la cultura, pero sabiendo que iba a ser el "blanco de las críticas por haber trabajado en un medio de comunicación que todos ven y todos demonizan".

Sobre la condena por fraude, ha insistido en que es inocente y que lo hizo en un momento en el que, "como tanta gente de este país, se facturaba a través de una sociedad. Y no era ilegal en ese momento". En ese sentido, ha recordado que en aquel entonces se llegó a decir que "era una caza de brujas contra críticos de aquel gobierno" y ha destacado que ha pagado la multa dos veces.

La primera multa, ha explicado, fue la que Hacienda le pidió con efectos retroactivos por hacer algo que no era ilegal en su tiempo: "Y la pago ahora, aquí, por segunda vez, consciente de que la inocencia no vale de nada ante esta jauría".

"Corren nuevos tiempos, tiempos en los que hasta los inocentes prefieren irse antes de que cualquier sombra de sospecha perjudique a los que quieren poner un nuevo rumbo, aire fresco, política limpia después de décadas de corrupción y expolio público. Ha sido tremendo", ha recalcado.

El hasta ahora ministro de Cultura ha señalado por último que se va con la misma humildad con la que llegó hace una semana a este departamento.

Màxim Huerta ha asegurado esta misma mañana en Onda Cero tener "todas las obligaciones tributarias al corriente desde hace 10 años" y ha atribuido el problema con Hacienda a un cambio de criterio.

En una entrevista en 2015, Pedro Sánchez, había asegurado que "si alguien en mi partido tiene una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos, estará fuera al día siguiente"