Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Desafío soberanista en Cataluña

El Gobierno da cinco días a Puigdemont para confirmar si ha declarado la independencia

Si Carles Puigdemont confirma que declaró la independencia o no responde antes del lunes, el Gobierno aprovechará el mismo requerimiento para darle un segundo plazo, hasta el jueves, instándole a rectificar y volver a la legalidad, ya que de no ser así se aplicaría el 155.

EFE | Madrid | Actualizado el 11/10/2017 a las 18:23 horas

Mariano Rajoy, Juan Ignacio Zoido y Soraya Sáenz de Santamaría

Mariano Rajoy, Juan Ignacio Zoido y Soraya Sáenz de Santamaría / EFE

El Gobierno, en el requerimiento que activa el artículo 155 de la Constitución, da cinco días (hasta el lunes) al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña y fija un segundo plazo, hasta el jueves, para que rectifique y evite así su aplicación.

Ambos plazos figuran en el requerimiento aprobado esta mañana en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros y que se ha entregado esta tarde a la Generalitat catalana, según ha podido saber Efe.

El segundo plazo, que vence el jueves, marcaría el inicio de la puesta en marcha del controvertido artículo constitucional, que establece la obligatoriedad de que el Gobierno formule un requerimiento al presidente de la Comunidad antes de plantear en el Senado las medidas que piensa aplicar.

Según ha explicado ante el pleno del Congreso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con este requerimiento se pretende ofrecer "claridad y seguridad" tras la "confusión" generada ayer por Puigdemont en el Parlament.

Puigdemont dijo que asumía el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república" y, acto seguido, propuso "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.

Lo que desea ahora el Gobierno es que aclare si, con esas palabras, estaba haciendo una declaración unilateral de independencia.

Si Puigdemont confirma que declaró la independencia, o en el caso de que no conteste antes del lunes, el Gobierno aprovecha el mismo requerimiento para darle un segundo plazo, hasta el jueves, instándole a rectificar y volver a la legalidad, ya que de no ser así se aplicaría el 155.