Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

gobernabilidad

García-Page pide "ir todos a una" para evitar que el PSOE se rompa

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha hecho hoy un llamamiento a los dirigentes del partido para "ir todos a una" con el fin de evitar que el partido se rompa y que se traslade a la sociedad que los problemas internos del partido son más importantes que los de los españoles.

EFE | Madrid | Actualizado el 27/12/2015 a las 20:18 horas

Emiliano garcía-Page

Emiliano garcía-Page / EFE

García-Page ha defendido esta postura en declaraciones a los periodistas en la sede de Ferraz antes de la reunión del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con los barones territoriales para consensuar una postura sobre posibles pactos de gobierno con Podemos y otros partidos de izquierda.

El presidente castellanomanchego ha admitido que el resultado de las elecciones generales ha dado pie a un escenario "muy confuso" y ha generado "muchas dudas".

"Hay que intentar afrontarlas desde la unidad, porque si nos rompemos nosotros mismos, evidentemente no vamos a ningún sitio", ha advertido García-Page.

"Cuando los intereses del país se han divorciado de los del PSOE, nos ha ido muy mal, y para que al PSOE le vaya bien, tiene que sintonizar con lo que entiende la mayoría del país", ha añadido.

La intención de Sánchez de intentar negociar con Podemos y otros partidos de izquierda una posible mayoría de gobierno ha suscitado críticas en algunos barones, como la presidenta andaluza, Susana Díaz, el propio García-Page, y el extremeño Guillermo Fernández Vara, contrarios al referéndum de autodeterminación en Cataluña que defiende la formación de Pablo Iglesias.

Ante la crisis interna abierta por esta cuestión, García-Page ha considerado necesario "no dar la impresión" de que el PSOE "se preocupa más de los problemas internos que de los del país".

"Eso bajo ningún concepto. Vamos a intentar que quede muy claro que al PSOE le importan los problemas del país y que anteponemos la viabilidad del sistema constitucional a todos los demás", ha explicado.

García-Page ha insistido en que el PSOE "no va a gobernar a cualquier precio" y que los ciudadanos le han situado en la oposición.

No obstante, ha apuntado que el PSOE "no renuncia a gobernar si se entra en una posición de bloqueo" y el PP fracasa en su intento de lograr una mayoría.

"A partir de ahí, los espacios de entendimiento van a depender más de los demás que del PSOE", ha opinado.

El presidente castellanomanchego confía en "encontrar un espacio de consenso entre todos" los dirigentes socialistas para "ir todos a una" y que "la negociación parlamentaria sea única".

García-Page ha reiterado que el PSOE no apoyará la investidura de Mariano Rajoy y no ha descartado unas nuevas elecciones.

"Realmente, es muy complejo. No sale la cuenta hoy en ningún sentido", ha subrayado.