Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Publica Seix Barral

'4 3 2 1', la nueva y esperada novela de Paul Auster

La novela llevará al lector a la América de los años cincuenta y sesenta y la lucha por los derechos civiles, con cuatro reflejos distintos de una misma historia, a través de sus personajes. Racismo e inmigración son componentes en esta novela, en una América que hoy "enferma" al autor, al ver como la propia administración "alienta la división racial" al hablar "directamente" a una parte de la población muy extrema y con un presidente, Donald Trump, al que considera un "maníaco psicópata", una situación que le hace sentirse "miserable y frustrado".

Paco Paniagua | @fpaniaguaocr  |  Madrid |  Actualizado el 11/09/2017 a las 18:30 horas

La suya fue una de las ruedas de prensa más multitudinarias de los últimos tiempos para un escritor en Madrid. Una nube de cámaras y periodistas de todos los medios. Se notaba que es uno de los grandes escritores internacionales y que llevaba -aunque ha escrito otros libros- 7 años sin presentar una novela. '4, 3, 2, 1' es el título del nuevo líbro de Paul Auster, que publica Seix Barral y que el autor ha tardado tres años en completar.

Contiene 900 páginas y asegura el autor que su próximo libro será de no ficción, pero que volverá a enfrentarse de nuevo a una novela. Paul Auster lleva al lector desde comienzos del siglo XX y la inmigración al nuevo mundo, hasta la Norteamerica de Martin Luther King, Kennedy y explora cuestiones vitales, en una novela que invita al lector a mirar por un caleidoscopio que ofrece cuatro reflejos diferentes de una misma historia la saga de los Ferguson.

También ha confiado el escritor Paul Auster en que ni Trump ni el líder norcoreano, Kim Jong-un, "esos dos hombres con corte de pelo extraño", logren "hacer sus locuras" y ha asegurado que al presidente norteamericano "no le gusta el olor de los libros, no le gusta sujetarlos", y solo lee los textos que le pasa su personal y que tienen menos de una página.