Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Analizamos ‘Ladrón de Ladrones’, lo último de Robert Kirkman que edita Planeta DeAgostini Cómics

Quien roba a un ladrón…

Volvemos a la carga con otro título que tiene como principal bandera el nombre de Robert Kirkman. Corremos el riesgo de llegar a ser cansinos pero qué culpa tenemos nosotros de que este tipo además de ser muy bueno, no sea capaz de estar quieto. Este hombre es como un niño hiperactivo con juguete nuevo, porque tal y como avanzamos en una entrada anterior, al bueno de Kirkman los de Image Comics le han dado un sello para él solito –‘Skybound’- con el que apuesta por jóvenes talentos, y por historias para un público más adulto, como este ‘Ladrón de ladrones’.

David Gabás | Madrid | Actualizado el 15/05/2015 a las 22:08 horas

Portada de 'Ladrón de Ladrones', que edita Planeta DeAgostini Cómics

Portada de 'Ladrón de Ladrones', que edita Planeta DeAgostini Cómics / Héroes y Villanos

Un nuevo producto que cuenta con el sello Kirkman y que en España podemos disfrutar gracias a Planeta DeAgostini Cómics, que se ha propuesto acercarnos todo lo que haga este genio del noveno arte. En este tomo encontramos los siete primeros números editados en Estados Unidos, o lo que es lo mismo, el primer arco argumental de la serie. Una serie en la que hay que decir que a diferencia de Witch Doctor, Kirkman sí que participa. Él es quien marca las líneas generales de la acción, aunque después cada arco lo desarrolle un guionista distinto.

El que no cambia es el dibujante. Desde un principio Kirkman le ofreció la serie a Shawn Martinbrough. Un tipo que ha trabajado mucho con superhéroes pero que se le nota que donde más disfruta es ilustrando historias de este tipo, oscuras, donde las sombras juegan un papel tan fundamental como las luces. Y lo cierto es que Martinbrough domina los claroscuros como pocos en la profesión. Basta que le echéis un ojo al material que os mostramos en esta entrada para que os deis cuenta de eso.

Decíamos por tanto que del dibujo de esta serie se va a encargar Martinbrough, pero que los guionistas van a ir cambiando. Y el encargado de desarrollar este primer arco argumental ha sido Nick Spencer, un tipo que ha trabajado para Marvel, DC e Image pero que no había escrito mucho sobre personajes que no fueran en mallas, que básicamente es a lo que se ha dedicado. Y este Ladrón de ladrones es una oportunidad perfecta para que el muchacho se explaye, porque la historia es muy buena, los personajes son un regalo y porque tiene un ritmo muy cercano al lenguaje audiovisual. De hecho Kirkman ha dejado claro que quiere que el cómic se estructure como si de una serie de televisión se tratara.

¿Y esto en qué se nota? Pues en que la historia se construye sobre flashbacks, con historias paralelas y giros de guión que superan los de muchas de las películas que se han hecho sobre ladrones profesionales. Y aquí está el más profesional de todos. Se trata de Conrad Paulson, más conocido como Redmon en los ambientes "ladroniles". Es simplemente el mejor. No hay nada que no pueda tener... salvo la vida que una vez tuvo. La descripción perfecta la hace el propio Nick Spencer: "Un tipo de la vieja escuela. Alguien atemporal. Cada palabra que sale de su boca tiene un objetivo. Duro como una piedra, pero sensible con lo que importa. Una hora después de la fiesta echa la vista atrás y ve todos los errores que ha cometido y las oportunidades que ha dejado escapar, borracho, pero con una copa en la mano". Ése es Conrad. Ése es Redmon.

Un tipo que además se rodea de los mejores, porque su fama le precede por lo que lo mejor de lo peor quiere trabajar con él. Y como no puede ser de otra manera, el caco espabilado tiene quien le pise los talones. En este caso Elizabeth Cohen. Una agente especial del FBI que sabe perfectamente que Conrad es Redmon, pero no tiene las pruebas necesarias para incriminarlo. Una relación profesional entre la poli y el ladrón que en este caso es muy personal. Y da mucho juego.

Como todo el cómic en general. Y es que aunque hay cosas que ha publicado Robert Kirkman que no nos han gustado, todo lo que saca en su personalísimo sello nos encanta. En este caso una historia de ladrones muy elaborada, con personajes complejos y una narración ágil. Además -tal y como ya hemos dicho- este primer recoge el primer gran arco argumental de la serie, con lo cual plantea y resuelve una historia, aunque la trama principal quede abierta. Vamos, que si te gastas los eypos vas a tener un 'planteamiento-nudo-desenlace' para ti solito. En definitiva, muy recomendable cómic. El maldito Kirkman lo ha vuelto a hacer.

Edición original: Thief of thieves #1-6

Publica: Planeta DeAgostini Cómics

Guión: Nick Spencer / Robert Kirkman

Dibujo: Shawn Martinbrough

Formato: Rústica sin solapas, 160 páginas. Color.

Precio: 14,95 €