Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Reseñamos 'The Black Beetle', de Francesco Francavilla, que edita Planeta DeAgostini Cómics

¡El pulp ha vuelto! (larga vida al pulp)

De vez en cuando el mercado editorial nos sorprende publicando historias que escapan de los caminos marcados por el mercado... Aventuras de héroes desconocidos que, aunque comparten algún parecido con los referentes de Marvel y DC, suponen una bocanada de aire fresco con regusto viejuno. Pues bien, el cómic que os traemos hoy es uno de esos extraños casos. The Black Beetle es un justiciero enmascarado salido de la imaginación del italiano Francesco Francavilla. Un héroe que protagoniza aventuras que tienen mucho de género negro, un punto de ciencia ficción y bastante de misterio... Un perfecto homenaje del autor a las novelas pulp que tanto triunfaron a principios del siglo pasado y que algunos autores reivindican desde hace un tiempo.

David Gabás | Madrid | Actualizado el 13/05/2015 a las 22:32 horas

Portada de 'The Black Beetle', editado por Planeta DeAgostini Cómics.

Portada de 'The Black Beetle', editado por Planeta DeAgostini Cómics. / Héroes y Villanos

El término pulp hace referencia a un tipo de publicación que se hizo muy popular durante la primera mitad del siglo XX. Eran historias impresas en un papel amarillento, fabricado con desecho de pulpa de madera y de muy mala calidad. Sin embargo era un formato que permitía editar a muy bajo coste y vender barato, por lo que estas historias pronto se hicieron tremendamente populares. Aunque muchos piensan que el pulp es un género en sí mismo, lo cierto es que el término solo se refiere al formato de impresión, ya que este tipo de novelas abarcaban gran cantidad de géneros... Eso sí, todas las historias incluían grandes dosis de aventura e intriga. En cualquier caso, si algo hizo el pulp fue moldear la conciencia colectiva de toda una generación, más allá incluso de las fronteras de Estados Unidos.

Ni que decir tiene que muchos de los ilustradores y guionistas del mundillo del cómic actual están marcados por esa conciencia colectiva impresa a partir de pulpa de madera. Uno de ellos, por supuesto, es Francesco Francavilla. En enero de 2006 -antes de empezar a triunfar en DC y Marvel- el autor italiano publicó en un foro un boceto realizado en apenas diez minutos. Tres años después rescató el personaje y lo bautizó como The Black Beetle. Francavilla tenía muchas ganas de hacer un webcómic de estilo pulp, así que propuso varios personajes a los visitantes de su blog para que fueran ellos los que eligieran al protagonista. El justiciero enmascarado que había nacido tres años atrás ganó por amplia diferencia, así que Francesco comenzó a dar forma a su historia. Decidió ambientarla en los años 40 y en una ciudad -Colt City- que resulta ser una mezcla entre la estética de Nueva York y la oscuridad de Gotham.

Francesco Francavilla comenzó a publicar las primeras páginas de The Black Beetle en su blog, pero el éxito del autor en otros proyectos obligó al italiano a aparcar su proyecto más personal... hasta 2012. Ese año fue cuando The Black Beetle dio el salto al formato físico, con la publicación del relato Turno de noche en las páginas de Dark House Presents. Las aventuras de nuestro escarabajo negro gozaron de muy buena acogida, hasta el punto de que el relato llegó a publicarse por separado en The Black Beetle #0. Además y a partir de 2013, Francavilla comenzó a dar forma a Sin Salida, una miniserie de cuatro capítulos que publicaría la propia Dark House.

Como se puede ver el camino recorrido por nuestro enmascarado no ha sido fácil, pero si ha salido adelante ha sido por la gran acogida que ha recibido por parte del público. Y eso no es habitual, sobre todo cuando se trata de un proyecto tan personal y peculiar. Número a número The Black Beetle fue capaz de captar la atención de sus seguidores y atraer otros muchos. Todo gracias al buen hacer de Francavilla, que mezcla a la perfección el género negro, la ciencia ficción, las aventuras y la intriga... Un cóctel que lleva a este detective -y al lector con él- a tratar de esclarecer los misterios a los que se enfrenta.

Como decíamos Francavilla decidió situar la acción en 1941, un tiempo en el que los gángsteres lo controlan todo desde sus clubs nocturnos... Contrabando, prostitución y drogas campan a sus anchas sin que la policía -comprada por la mafia- haga nada para evitarlo. En medio de esta situación, un hombre decide hacer todo lo posible por mantener la ciudad bajo control, y lo hace enfundado en un extraño traje y equipado con todo tipo de artefactos e ingenios técnicos que le ayudarán en su labor.

En este entorno y sin llegar a saber nunca quién se esconde tras esos ojos de insecto se desarrolla Sin Salida. El tomo que os traemos hoy es un recopilatorio de todo lo publicado hasta ahora del personaje, y por lo tanto contiene también ese primer relato del que hablábamos antes, Turno de noche. Dos historias que se entrelazan entre sí y en las que encontramos de todo: desde cuerpos especiales nazis en busca de objetos místicos, hasta el asesinato de los jefes de las dos familias mafiosas más importantes de Colt City. En definitiva, una historia de intriga muy bien trazada, con malos de los de siempre, ambientación viejuna y estética retro que sin embargo sorprende por su frescura. Y es que si el trabajo de Francavilla es bueno con el guión, en el apartado gráfico es sobresaliente. Este tipo es bueno en lo que hace, de eso no hay duda. Una paleta de colores de lo más acertada, el juego de las sombras y las luces, la excelente distribución de las viñetas (sencilla pero muy efectiva) y unas dobles páginas muy bien pensadas hacen de esta historia una auténtica delicia para los ojos.

En definitiva, una obra muy recomendable para todos aquellos amantes del pulp, del género de intriga, y para los que quieran leer algo diferente pero con gran personalidad. Entretenida, dinámica y espectacular por su apartado gráfico, ahora tienes la oportunidad de hacerte con ella en una excelente edición de Planeta DeAgostini Cómics, que incluye además abundante material gráfico explicado por el autor, donde además de las portadas (siempre espectaculares) de Francavilla, podrás encontrar ese primer boceto perpetrado en 2006 de The Black Beetle. ¡Lo disfrutarás!.

Edición Original: Black Bleetle The Night Shift #0, Black Beetle: No Way Out # 1-4 USA.

Editorial: Planeta DeAgostini Comics

Guión: Francesco Francavilla

Dibujo: Francesco Francavilla

Formato: Cartoné, 160 págs. Color

Precio: 18,95 €