Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Planeta Cómic recupera ‘Un poco de madera y acero’ de Chabouté un poco

Historia de un banco

Sin palabras. Así es como me dejó este cómic. 336 páginas y ni un solo bocadillo. Ni falta que le hace. Hace tiempo que oí algo así como que los humanos nos complicábamos demasiado. Desde entonces hago esfuerzos por simplificar mi vida en todos los ámbitos, seguramente con muy poco éxito en la mayoría de ellos. Me dejo envolver por este mundo a la velocidad de la luz y sin venir a cuento, de repente, tropiezo con la historia de un banco, podría ser uno cualquiera, y es curioso porque sin decirme ni una sola palabra me lo está mostrando todo. Y me siento tan estúpido que vuelvo a pensar que los humanos nos complicamos demasiado.

Mario Terol | Madrid  | Actualizado el 13/05/2015 a las 22:07 horas

Portada del volumen reeditado por Planeta

Portada del volumen reeditado por Planeta / Héroes y Villanos

Un respiro, un instante, una pausa… Un cobijo, un remanso de paz, un refugio… Un escenario… Un cruce de caminos De esta forma tan poética nos advierte su autor en la contraportada lo que vamos a encontrarnos en su interior. Rompiendo la magia bucólica del momento, me permitiré añadir un par de cosillas para poneos en situación: un puñado de historias anónimas pero cotidianas, un escaparate de situaciones, las relaciones humanas y el paso del tiempo… y un único confidente, cómplice y testigo: el banco. No sólo como metáfora de lo que permanece mientras todo alrededor cambia, sino como mero protagonista más. El autor (en su genialidad) culmina todas las historias que se han ido gestando con el final de la historia del propio banco. Y lo brillante es que no necesita una palabra, es más, salvo aisladas excepciones, podemos imaginar perfectamente el diálogo o pensamiento del numeroso catálogo de personajes que por allí pulula.

Comentaba antes que es gratamente sorprendente cómo en un principio de siglo tan vertiginoso y tecnológico, (en el que se nos bombardea continuamente con altas dosis de información y que para evitar el aburrimiento hay quién se devana los sesos día y noche reformulando lo políticamente correcto y que, por supuesto, garantice su ración de éxito), aparezcan este tipo de obras que, sin apenas ruido, nos atizan y descolocan sin mayores argumentos que los de hurgar en nuestra conciencia. Como ya lo hicieron aquellas películas mudas. Con historias simples, sin grandes artificios y mucha ingenuidad. ¿Será que aunque estúpidos, no podemos dejar de ser humanos? Ya me entienden.

Y el creador de esta pequeña gran obra de arte es el autor francés Christophe Chabouté (Alsacia, 1967). Chabouté es uno de los grandes autores europeos contemporáneos a pesar de que en nuestro país sea prácticamente un desconocido. Lejos queda el Premio a Mejor Autor Novel en Angulema (Festival International de la Bande Dessinée o cómic frando-belga) en 1999. Su mayor éxito lo cosechó con la miniserie Purgatorio (2003-05) y recientemente ha adaptado de forma magistral Moby Dick (2014). Por suerte, Planeta Cómic ha rescatado esta obra de 2012 publicada en el país vecino por la editorial Vents d´Ouest.

Edición Original: Un peu de bois et d´acier.

Editorial: Planeta Cómic

Dibujo y Guión: Chabouté

Formato: Cartoné, 336 págs. B/N

Precio: 22€