Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Planeta publica la adaptación al cómic de ‘El guardián invisible’

Los crímenes del ‘txantxigorri’

Unos zapatos al borde de la carretera indican el camino. Si aparecen no tardarás en ver el cuerpo. Hay niñas muertas en Elizondo. Alguien las está matando porque quiere enviar un mensaje… Con esta premisa se publicó en enero de 2013 una de las grandes sorpresas editoriales del año: ‘El guardián invisible’ de Dolores Redondo, primera de las tres novelas que componen ‘La trilogía de Batzán’. Más de 400 mil ejemplares vendidos, traducido a 17 idiomas e inminente adaptación cinematográfica a cargo del productor que comercializó la trilogía sueca Millenium. Números brillantes para una historia carne de best seller. Hoy, hablaremos de su adaptación gráfica a cargo del catalán Ernest Sala.

 

Mario Terol | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:38 horas

Detalle de Portada. Si hay unos zapatos, hay un cadáver cerca

Detalle de Portada. Si hay unos zapatos, hay un cadáver cerca / Planeta Cómic

Aviso, no he leído la obra original de Dolores Redondo (prometo pedírsela a los Reyes) por lo que sólo me ceñiré a su adaptación, que ésa sí que leí. Sin embargo, me gustaría hacer un pequeño inciso antes de ponerme con ello. No sé qué carajo le pasa a este país, o mejor, a sus críticos. ¿Cómo es posible que destrocen y apaleen de esa forma? ¿A santo de qué tanta saña y alevosía en menospreciar autor y obra? ¿Se pueden creer que al menos he leído unas diez críticas y sólo una era positiva? El resto no es que fueran malas, ¡es que iban directamente a la yugular! Como se suele decir, el pueblo es soberano y es el que ha decidido encumbrar esta obra y, por ende, a su autora. Ya veremos el veredicto del tiempo. Está claro que best seller no es sinónimo de calidad, pero despotricar de esa manera sólo denota una cosa: envidia. En fin, prometo volver sobre esto cuando me la lea, palabrita.

Si Álex de la Iglesia popularizó el año pasado el secreto a voces que era la historia de las brujas de Zugarramurdi, Dolores Redondo ha conjugado en su ficción elementos de intriga y novela negra con mitología vasca a sólo media hora al sur de donde la Inquisición aseguró que se practicaban los aquelarres. Elizondo, capital del Valle de Batzán, acaba por convertirse en un personaje más de esta trilogía y gracias a ella, en obligada visita de peregrinos fanáticos de las aventuras de Amaia Elizasun, la Clarice Starling de la Comunidad Foral. Y es que, con independencia del suspense, el folclore y lo tradicional juegan un papel determinante: el basajaun (especie de Señor/Pastor de los bosques, algo así como el Yeti vasco), las belagiles (brujas) o la mismísima diosa Mari (personificación de la madre tierra) campan a sus anchas por sus páginas y son determinantes para el devenir de la trama. Por no mencionar el txantxigorri, pastelito típico de la cocina navarra con el que firma el asesino de la historia. Y hasta aquí puedo leer… Háganse con un ejemplar, léanlo y juzguen ustedes mismos, que no les cuenten cuentos.

En cuanto al apartado gráfico, nos sorprendemos gratamente con el minucioso trabajo, primero en solitario, del gironès Ernest Sala, un joven talento (otro más) de la Escola Joso de Barcelona, cuyo principal obstáculo ha sido sintetizar en 88 páginas las 440 del original y, cómo no, los dichosos plazos de entrega. Encargado en enero, entregado en octubre. Si los primeros meses se dedicaron a story-boards y bocetos de personajes, nos quedamos en 3 meses para la realización del mismo. Una página por día. Eso, amigos, es mucha tela porque el resultado es tremendamente efectivo y de una grandísima calidad. Un artista al que habrá que seguir de cerca, tanto en sus trabajos como freelance para el Estudio Fénix o sus diferentes colaboraciones para la revista Cthulhu.

 

Edición Original: El guardián invisible

Editorial: Planeta DeAgostini Cómics

Dibujo y Guión: Ernest Sala (basado en la novela de Dolores Redondo)

Formato: Cartoné, 96 págs. Color

Precio: 20 €