RADIO ONDA CERO - En Directo - Noticias - Deportes - Podcast - Programas. RADIO ondacero.es no está optimizada para Internet Explorer 6

Descárgate cualquiera de estos navegadores o solicítaselo a tu administrador si te conectas desde un equipo corporativo:

Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
PUBLICIDAD
El audio comenzará despues de la publicidad

Habla uno de los afectados por las preferentes de Novagalicia

Argimiro Martínez: ‘Me convencieron por exceso de confianza con la entidad’

  • ondacero.es |
  • madrid |
  •  | Actualizado el 16/07/2012 a las 10:26 horas

El Juzgado número 1 de Cambados ha dictado la primera sentencia favorable a un cliente que adquirió participaciones preferentes de Novagalicia Banco, en este caso de Caixanova. En el Rosal, un pueblo de Pontevedra, de 7.000 habitantes, 2.000 tiene los ahorros atrapados en las preferentes. Uno de los afectados es Argimiro Martínez que explica en Herrera en la onda que firmó un contrato con Novagalicia para este producto en julio de 2009 por exceso de confianza con el director del banco que le convenció de firmar un producto a plazo fijo con buenos intereses.

 

Novagalicia Novagalicia | Foto: Novagalicia
Play audio
http://www.ondacero.es//mp_series2//audios//ondacero.es/2012/07/16/00014.mp3
Argimiro Martínez: ‘Me convencieron por exceso de confianza con la entidad’

Los perjudicados por las participaciones preferentes de Novagalicia piden la intervención del Gobierno a través del Banco de España para que les sea devuelto el dinero que invirtieron en un contrato con una letra pequeña nada clara. Ya hay una primera sentencia judicial que condena la entidad a devolver el dinero que suscribió participaciones preferentes recibiendo información engañosa. Todos no se pueden permitir acudir a los tribunales como el caso de Argimiro Martínez, jubilado vecino del Rosal, pueblo de Pontevedra, que no podrá sacar lo invertido hasta el año 9.999. Se han aprovechado de ellos dice Argimiro en Herrera en la onda que afirma  que “hay gente en el Rosal con cartillas a plazo fijo falsas o gente analfabeta que firman con dedo por exceso de confianza con la entidad”.

 

Compartir en:
PUBLICIDAD