Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Habría estafado más de 22.000 euros

La Guardia Civil detiene en Santa Pola un agente de seguros que no formalizaba las pólizas

Se trata de un hombre de 54 años de edad, vecino de la localidad, al que se le imputan 13 delitos de estafa y 4 de falsedad documental

David Alberola  | Elche | Actualizado el 21/04/2017 a las 14:32 horas

Casa Cuartel de la Guardia Civil en Santa Pola.

Casa Cuartel de la Guardia Civil en Santa Pola. / Onda Cero Elche

La investigación comenzó cuando una mujer fue denunciada por la policía por conducir su vehículo careciendo del seguro obligatorio para ello. La mujer reiteró a los agentes que ella tenía contratado un seguro y que no entendía que no constara así en la base de datos policial consultada, ya que ella sí que presentaba un recibo del pago de su seguro.

A esa situación se sumaron más denuncias de personas que alegaban que, cuando solicitaron los servicios de su compañía de seguros, éstas les comunicaban que no tenían ninguna póliza en vigor con ellas.

Los agentes iniciaron una investigación que rápidamente desveló el nexo común en todos estos casos: un agente comercial que trabajaba para dos corredurías diferentes de seguros, que operaban con 6 compañías de seguros diferentes.

Aprovechando su condición de corredor de seguros y, en muchos de los casos, la amistad que tenía con las personas afectadas, cobraba en mano el dinero en efectivo de las pólizas, tanto de vehículos como de locales comerciales que, supuestamente tramitaba, pero que nunca llegaba a formalizar, provocando, con ello, la falta de cobertura de sus clientes.

Según fuentes de la Guardia Civil, el detenido falsificaba los recibos de domiciliaciones y las notificaciones de las compañías aseguradoras, que entregaba a las víctimas para darle más veracidad a su engaño. Paralelamente, aportaba datos de contacto erróneos a las diferentes compañías, para que éstas, por su parte, no pudieran contactar con las personas aseguradas ficticiamente.

La cantidad conocida, hasta el momento, estafada por el detenido supera los 22.000 euros, aunque no se descarta la aparición de más posibles víctimas. Igualmente, estos hechos han provocado más de 4.000 euros en perjuicios ocasionados a diversos clientes, por no encontrarse asegurados realmente, además de las múltiples molestias ocasionadas.

Durante la investigación se ha tomado también declaración, en calidad de investigado, a un segundo hombre propietario de una de las dos corredurías mencionadas anteriormente, para esclarecer su posible conocimiento de los hechos y el grado de implicación en las diversas estafas.

El detenido ya ha pasado a disposición judicial, quedando en libertad provisional con cargos.