Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Urge medidas para evitar más desbordamientos

El PP achaca a “la dejadez” del tripartito de Elche las inundaciones en las pedanías

Dice que cuando abandonó el equipo de gobierno dejó protocolos de emergencias establecidos a los que no se les ha hecho caso

David Alberola | Elche  | Actualizado el 20/03/2017 a las 16:09 horas

Manuela Mora, edil del PP de Elche, en una imagen de archivo.

Manuela Mora, edil del PP de Elche, en una imagen de archivo. / Onda Cero Elche

La edil Manuela Mora ha asegurado que en la pasada legislatura, cuando ella era responsable de Emergencias y Pedanías, se realizó una memoria de emergencias y un protocolo de actuación ante inundaciones, instrumentos que, ha considerado, podrían haber evitado esas inundaciones si se hubiesen tenido en cuenta por los actuales responsables de esas áreas.

Mora ha añadido que se confeccionaron planos de las zonas con más riesgo de inundaciones por aguas pluviales así como que se planificó la limpieza de imbornales. Ahora, ha afirmado la edil popular, en los dos últimos años, “no se está haciendo nada”.

Desde el PP se ha instado al equipo de gobierno a actuar y pedir permiso a la Confederación Hidrográfica del Júcar para la limpieza del cauce del río y de barrancos. Esos permisos, ha dicho Manuela Mora, se deben de solicitar en estos meses para poder actuar en septiembre u octubre.

“Ha habido una dejadez total por parte de equipo de gobierno ya que disponen de una documentación y un trabajo que se realizó por los técnicos y que deberían tener en cuenta”, ha defendido la edil del PP que ha añadido que “se hicieron planos de las zonas con más riesgo de inundaciones por aguas pluviales así como la limpieza de imbornales, sin embargo llevamos dos años en los que no se está haciendo nada, dos años perdidos, ya que disponen de toda la documentación para poder actuar de manera específica”.

Según Manuela Mora, cuando llueve, la crecida del río Vinalopó “perjudica a toda la zona de Daimés-Derramador, de ahí la necesidad de tener un control previo de limpieza y acondicionamiento de las zonas para evitar las imágenes de la semana pasada y las quejas de los vecinos. Los vecinos ya se quejaron hace meses y ahora se han corroborado sus denuncias”.