Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En el intercambiador Sol-Cercanías

La Policía abandona la comisaría del intercambiador de Sol por la ola de calor

Las altas temperaturas impiden a los agentes de la Policía Nacional trabajar en condiciones saludables ya que las instalaciones carecen de aire acondicionado.

Mercedes Pascua | @eltiempoen1tuit | Madrid | Actualizado el 13/06/2017 a las 11:42 horas

Carteles colocados a las puertas de la comisaría del Intercambiador de Sol, que la Policía ha tenido que abandonar por la ola de calor

Carteles colocados a las puertas de la comisaría del Intercambiador de Sol, que la Policía ha tenido que abandonar por la ola de calor / Mercedes Pascua

Es una situación que se repite cada año, aunque esta ola de calor prematura ha hecho que esta vez sea insostenible. Las altas temperaturas han obligado a los policías que trabajan en la comisaria del intercambiador de la Puerta del Sol (Renfe y Metro) a abandonar las instalaciones, porque no se cumplen las condiciones para trabajar.

El trabajo de oficina no afecta al servicio que se efectúa en el Metro pero sí al trabajo de oficina de Atención al Ciudadano. Los agentes van a ser trasladados a otras insaltaciones, aunque la solución para que la comsiaria reabra depende de la instalación de una rejilla en la Puerta del Sol que sirva de toma y salida de aire para poder instalar aire acondicionado.

Esta comisaría de la Brigada Móvil de Madrid se abrió en el intercambiador Sol-Cercanías en febrero de 2010, pocos meses después de que se inaugurara la nueva estación de Cercanías, con la finalidad de incrementar la seguridad de los 52.000 viajeros que cada día pasan por estas instalaciones.

Son unas instalaciones de 800 metros cuadrados divididos en dos plantas que acogían hasta ahora las dependencias de la Jefatura del Sector Móvil y del Grupo Operativo de Metro. También disponen de una Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano (ODAC) en las que se atendía a las diferentes necesidades de los usuarios.

Por otro lado, contaba con calabozo y se instaló una cabina telefónica dotada de cuatro teclas -para castellano, inglés, francés y alemán, especiales que contactan automáticamente con el número de denuncias telefónicas y redirigen la llamada al operador del idioma correspondiente.