Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

el 4 de mayo

La concejal Rommy Arce, citada como investigada por los tuits contra la Policía en los sucesos de Lavapiés

El Juzgado de Instrucción 12 de Madrid ha citado a declarar el 4 de mayo como investigada a la concejal de la capital Rommy Arce por un delito de injurias y calumnias derivado de sus críticas a la Policía por la muerte de un mantero en Lavapiés, que comparó con el asesinato de Lucrecia Pérez, aunque no admite la querella contra el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero.

EFE |  Madrid |  Actualizado el 17/04/2018 a las 08:32 horas

Así consta en un auto fechado el día 13, al que ha tenido acceso Efe, de la titular del juzgado que aúna las tres querellas interpuestas por sindicatos y asociaciones policiales por los mensajes publicados y las declaraciones de varios políticos y representantes de manteros en los que se vinculaba la muerte de Mame Mbaye, que falleció por un infarto el 15 de marzo pasado en Lavapiés, con una persecución policial.

La jueza admite a trámite la querella de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) y de la Unión de Policía Municipal (UPM) y determina que, como defendía la primera, se investigue por un delito de injurias y calumnias con publicidad a Rommy Arce, al portavoz del Sindicato de Manteros, Malick Gueye, y a cuatro ciudadanos más, aún sin identificar.

A Rommy Arce y a Malick Gueye los cita para el 4 de mayo a las 10:30 horas.

Por el contrario, la jueza no admite la querella por estos mismos hechos contra el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ni contra el Partido Comunista de Madrid ni Izquierda Unida de Madrid.

La magistrada María Dolores Baeza Trujillo explica que los hechos en los que se funda las querellas presentadas por UPM y AMPU "son los mismos, si bien cada una de las partes querellantes realizan una diferente calificación jurídica penal de tales hechos", por lo que

ambas querellas deben ser tramitadas conjuntamente.

Entiende que los hechos denunciados no pueden ser calificados como delito de odio, como propone UPM, ya que "entre estas minorías o grupos vulnerables no cabe encuadrar a la Policía Municipal de Madrid, por lo que dicho cuerpo policial no puede ser sujeto pasivo del delito mencionado".