Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Con Pepa de Gea

30ytantos: Claves para quitarnos los kilos navideños

Toca operación turrón. Nos hemos comido y bebido España y ahora toca penitencia. Y como todos vamos a ir a hacer la compra y a llenar el carro de verde y de productos light entre otras cosas, déjame que te cuente que alimentos del supermercado van a ayudarte a eliminar esos kilos y con cuales te van a engañar porque solamente lo que van a hacer es adelgazarte el bolsillo.

Pepagea| @pepagea |@30ytantosondacero |  Madrid |  Actualizado el 07/01/2016 a las 13:51 horas

No te fíes de todos los productos light ni de todos los bajos en calorías porque te recuerdo de nuevo, que en España lo que hay en este tipo de productos, es un acuerdo interministerial de 1990 sin validez jurídica ni obligado cumplimiento, que establece los dos criterios que debería cumplir un producto para considerarse light: 1.- Tener un 30% menos calorías que su equivalente convencional y 2.- Incluir en su etiquetado la información nutricional de ambos productos (del light, y del no light) para que el consumidor pueda valorar si le compensa adquirir el reducido en calorías. Así que muchas veces ni existe un producto de referencia, ni el light es un 30% menos calórico ni mucho menos todo esto aparece en su etiqueta.

No te quedes en leyendas del tipo “Sin azucares añadidos” que no significa que no lleve azúcar si no que no le han añadido más. O que es “0% grasas”, que puede que no lleve pero muchos seguro que azucares si y te va a engordar lo mismo. O “sin colesterol” en algunos productos como aceites vegetales que nunca contiene colesterol al ser de por si un aceite vegetal.

Hay algunos alimentos que bordean el engaño al hacer publicidad de sus propiedades y beneficios vinculados a su consumo. A parte de los Light verás también que los hay que se anuncian como de "bajo valor energético" o "bajo en calorías" que solo se puede alardear de eso, si el producto no contiene más de 40 Kcal por 100 gramos.

A la hora de hacer la compra, cuidado con el jamón york o fiambre de pavo envasado porque en el suero para su conservación añaden azúcar. Mejor comprar al charcutero porque pocos son los alimentos envasados que no contienen azúcar. Incluso en los salados como panes, salsas, embutidos… con el nombre de sacarosa, sirope, dextrosa, maltosa, melaza o glucosa… esconden muchas calorías vacías.

Otra de esas leyendas que llevan a engaño la encontramos en los alimentos “sin azúcar” que ciertamente son menos calóricos cuando se ha sustituido por un edulcorante pero NO cuando se ha sustituido por fructosa que tiene las mismas calorías que la sacarosa (azúcar común).

Lo que si suele ser bajas en calorías son las bebidas light. Pero cuidado con las bebidas sin alcohol. Una bebida “sin alcohol” tiene menos de un 1% de alcohol, lo que no quiere decir que no lo contenga. Para que no tenga nada debemos elegir las bebidas “0.0%”.

Lo de leer las etiquetas de los alimentos es muy importante ya no solo para adelgazar, es importantísimo para comer cada día lo más sano posible.

El etiquetado nutricional obligatorio debe indicar la cantidad de macro nutrientes (carbohidratos, proteínas y lípidos) y micro nutrientes (vitaminas, minerales, fibra..) que contiene un alimento así la energía que aporta al organismo en kilocalorías por cada 100 gramos de ese alimento.

La ley también exige que aparezcan los tipos de grasas que contienen al detalle. Y de esas, mejores las monoinsaturadas y poliinsaturadas que las saturadas por el tipo de colesterol que contiene. Elimina en la medida de lo posible de tu mesa los alimentos que contengan aceite de palma y las grasas trans o hidrogenadas que son terribles ya que hacen que disminuya el colesterol bueno y aumente el malo. Otro ingrediente que debes controlar más por salud que por peso es la sal, que por sí sola no engorda pero retiene líquidos con su consecuente aumento en la presión arterial.

Mira las etiquetas y compara porque según varios estudios, más de la tercera parte de los alimentos tipo light que encontramos en las estanterías no deberían anunciarse así. Además, tres de cada cuatro alimentos de este tipo son más caros que sus equivalentes convencionales.

Y lo más importante: el hecho de ser LIGHT no significa que no engorde, que mucha gente lo cree así, se atiborran, sigue engordando su cuerpo y adelgazando el bolsillo. Si vas a comer a base de productos dietéticos prepara la cartera y si te lanzas a consumir productos sustitutivos de comidas, con cabeza, porque no pueden utilizarse de forma continuada.

Si quieres quitarte algunos kilos navideños, elige alimentos frescos, no excesivamente elaborados. Haz ejercicio, sin movimiento no hay adelgazamiento, y come menos cantidad. Pero come. El ayuno solo conduce a que tu cuerpo almacene en un cuanto le metas alimento y termines diciendo eso de “A mí me engorda hasta el agua”

Si necesitas más información aquí me encuentras: 30ytantos@ondacero.es

Facebook: www.facebook.com/pepagea

Linkedin: www.linkedin.com/pub/pepagea

Mil besos