Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La actualidad de Marbella y la Costa del Sol Occidental.

'Más de uno Marbella'. Lunes, 12 de marzo de 2018.

Nueve años después del primer intento, el Ayuntamiento de Marbella vuelve a impulsar el proyecto de una residencia de ancianos en el Trapiche del Prado, en la parcela que la familia Álvarez cedió mucho antes, en tiempos del GIL, para que se empleara en lo que sería y, de momento, seguiría siendo el primer geriátrico público del municipio; otra de esas cosas que forman parte del listado bajo el epígrafe ‘Por increíble que parezca’. Echando la vista atrás y de manera resumida, en noviembre de 2009 se colocó la siempre simbólica -y más en este caso- primera piedra. Problemas con el proyecto inicial y de la empresa adjudicataria provocaron un primer contratiempo. Después, el vestigio se incluyó en el Catálogo de Patrimonio Histórico Andaluz, lo que supuso un obstáculo añadido al inicial y de mayor tamaño. Conclusión: el antiguo inmueble no se podía ni se puede utilizar para la residencia; el resto de la parcela sí. Pero todo requiere de obras de conservación y mantenimiento y de estudios varios posteriores. En estas está ahora el Consistorio. Espera autorización de la delegación provincial de Cultura para actuar en el saneamiento del propio antiguo trapiche, vallado perimetral incluido, para lo que empleará 120.000 euros. Tras este permiso, que está a punto de recibir y con el que no habrá problema alguno, según fuentes del Ayuntamiento, habrá de elaborar informes arqueológicos, históricos y paramentales, que se llama, entre otros. Estos costarán unos 30.000 euros más. Luego vendría la elaboración del proyecto, su adjudicación y su, confiemos en que ahora sí, construcción.