Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La actualidad de Marbella y la Costa del Sol Occidental.

'Más de uno Marbella'. Jueves, 10 de mayo de 2018.

Las banderas azules, esos distintivos que una asociación europea concede a las, supuestamente, mejores playas y puertos, son el origen de la nueva polémica entre el equipo de Gobierno marbellí -el PP en concreto- y parte de la oposición -PSOE e Izquierda Unida-. El martes por la tarde el Ejecutivo celebraba que Marbella recuperaba la bandera para el puerto Virgen del Carmen. Justo después, la coalición de izquierdas contestaba que nada más lejos de la realidad; que ésa ya la tenía el año pasado y que además perdía la de la playa del Cable. Los socialistas hacían lo propio, en su caso, a través de las redes sociales. Ayer, el delegado municipal de Playas, Manuel Cardeña, replicaba a ambas formaciones; con la documentación aportada por la asociación que otorga los distintivos, demostraba que Marbella perdió sendas banderas mencionadas cuando todavía gobernaba el tripartito, en una inspección del 3 de agosto cuyo resultado se comunicó el 11 y el 18 del mismo mes. Tras estas manifestaciones, el portavoz de Izquierda Unida, Miguel Díaz, dio un cuarto de paso hacia atrás; reconoció implícitamente que la retirada de las banderas fue con ellos en el poder, pero que la cercanía de esas decisiones con la moción de censura hacía que la responsabilidad fuera de los nuevos gobernantes.