Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ERA UNA DE LAS GRANDES PROMESAS DEL MOTOR

Elena Myers revela que se retiró a los 22 años tras sufrir una agresión sexual

Elena Myers era una de las grandes promesas del motociclismo cuando su vida dio un giro. La expiloto estadounidense revela que sufrió una agresión sexual con 20 años por parte de un fisioterapeuta en un hotel de Pensilvania.

Redacción | Madrid | Actualizado el 21/02/2017 a las 09:12 horas

Elena Myers, en el box de Suzuki

Elena Myers, en el box de Suzuki / Agencias

Con 22 años, tuvo que retirarse del deporte que amaba. Era una de las grandes promesas del motociclismo, capaz de 'pegarse' en el asfalto con cualquiera que le saliese a su paso, pero la vida de dio un vuelco en Pensilvania.

Elena Myers anunció su retirada cuando competía en la Superbike de MotoAmérica, cuando había quedado quinta. Su motivo oficial fue la falta de patrocinadores, pero la realidad era muy diferente: había sufrido una agresión sexual.

"Me invitaron a una comida para compensarme"

En una entrevista concedida al 'Philadelphia Magazine', Myers revela que, con 20 años, sufrió una agresión sexual por parte de un fisioterapeuta de un hotel, relatando los cambios de personalidad que sufrió desde entonces.

"Me tocó por encima de las nalgas y me apretó las nalgas. Era más grande que yo, no quería que fuera a más, fue terrorífico. Sólo recibí una disculpa del hotel y me invitaron a una comida para compensarme. Al final, sólo quería seguir adelante y olvidar lo que me pasó", relata Myers.

"No os calléis"

Este hecho cambió su forma de ser, reconociendo que sufría "ataques de ansiedad". "Era una persona feliz y me convertí en una persona con miedo, no me reconocía", afirma la expiloto.

Por último, lanzó un mensaje de esperanza y un ruego a quienes han pasado por una experiencia similar a la suya: "Por favor, no os calléis".