Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA PRUEBA PROMETE SER MÁS DURA QUE NUNCA

El Dakar más extremo da comienzo con Carlos Sainz, Nani Roma y Laia Sanz en busca de la corona

Como al comienzo de cada año, el Dakar se prepara para acoger una nueva prueba extrema en la que los pilotos más atrevidos intentarán hacerse con la victoria sorteando todo tipo de obstáculos e inclemencias.

Efe | Madrid | Actualizado el 01/01/2017 a las 13:23 horas

El Dakar vuelve a dar comienzo y promete ser más exigente que nunca

El Dakar vuelve a dar comienzo y promete ser más exigente que nunca / Reuters

El Dakar de 2017, el "más duro jamás realizado en Sudamérica", según el director deportivo Marc Coma, comenzará en Paraguay, pasará por Bolivia, con un día de descanso el 8 de enero en La Paz y con etapas a unos 3.500 metros de altura, y concluirá el 14 de este mes en Buenos Aires, Argentina.

Paraguay es el vigesimonoveno país, el quinto sudamericano, que se suma al Dakar, y será el punto de partida de una travesía de alrededor de 9.000 kilómetros, unos 4.000 de ellos cronometrados, divididos en 12 etapas, seis de las cuales serán en la altura. La trigesimonovena edición del Dakar, la novena que se desarrolla en Sudamérica, tendrá en total a 316 competidores, 82 de ellos debutantes.

En la categoría autos habrá 75 pilotos, entre los que se destacan el campeón defensor, Stephane Peterhansel (Peugeot), ganador de 12 Dakars, y sus compañeros de equipo, los españoles Carlos Sainz y Nani Roma, y los franceses Cyril Despres y Sebastian Loeb.

Los favoritos

El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), y el finlandés Mikko Hirvonen también intentarán hacerse con la corona de Peterhansel. En motos habrá 146 participantes, entre los que se destacan el campeón vigente, el australiano Toby Price (KTM), el eslovaco Stefan Svitko (KTM), el español Joan Barreda Bort (Honda) y el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna).

En camiones competirán 50 pilotos. El holandés Gerard De Rooy (Iveco) y el ruso Ayrat Mardeev (Kamaz), campeón y subcampeón en 2016, dirán presente en esta edición, al igual que el argentino Federico Villagra (Iveco), que fue tercero el año pasado. En quads y UTV, que cuentan con 37 y ocho competidores, respectivamente, no se vislumbran candidatos claros.

Nueva categoría

Una de las novedades del Dakar de este año es la creación de la categoría UTV (Utility Task Vehicle o vehículos Utilitarios Todo Terreno), en la que compiten vehículos livianos de menos de 1.050 cilindradas. Además, los sistemas de navegación de todos los vehículos tendrán limitaciones para que los instrumentos de guiado no ayuden tanto a los corredores.

Coma dijo a Efe hace unos días que este será el "Dakar más duro jamás realizado en Sudamérica" por "el recorrido, el kilometraje, la altura y las condiciones climatológicas". El prólogo trasladará a los pilotos a la pequeña localidad de Atyrá, en el agreste departamento de Cordillera, a unos 40 kilómetros de Asunción, para emprender desde allí la primera etapa, que culmina en la ciudad de Resistencia, capital de la norteña provincia argentina de Chaco.

La novena etapa, la más dura

El 3 de enero, en su camino a San Miguel de Tucumán, los pilotos se enfrentarán al polvo. Al día siguiente, rumbo a San Salvador de Jujuy, la principal dificultad serán los ríos. Sin embargo, los camiones acortarán su ruta para evitar el agua. El 5 de enero el Dakar llegará a Bolivia, precisamente a Tupiza, donde comenzará su travesía de seis días a alrededor de 3.300 metros de altura sobre el nivel del mar.

Las dunas serán las protagonistas de la quinta y la sexta etapa, y el día de descanso será el 8 de enero en La Paz, la capital boliviana. El 9 de enero atravesarán la arena para llegar a Uyuni y al día siguiente se despedirán de Bolivia para ingresar a la norteña provincia argentina de Salta.

La novena etapa, de 977 kilómetros y 406 cronometrados, es la prueba más exigente para los navegantes, porque casi la totalidad del especial transcurre fuera de pista. El 12 de enero arribarán a San Juan, el 13 a Río Cuarto en la última etapa con importantes dificultades, y el sábado 14 concluirán la carrera en Buenos Aires tras una última etapa de 786 kilómetros, 64 de ellos cronometrados.