Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

SESIÓN MARCADA POR EL AGUA

Lo mejor de los Libres 2 del GP de Mónaco

Con la lluvia y el agua caída[[LINK:INTERNO|||||| tras los Libres 1]] dificultando la segunda sesión de entrenamientos del GP de Mónaco, Fernando Alonso ha sido el más rápido sobre la pista. El asturiano ha marcado un crono de 1:18.482 y ni la estrechez del circuito, ni los muros y tampoco los todopoderosos Mercedes han podido con su Ferrari. Lewis Hamilton ha sido segundo y Sebastian Vettel tercero.

Actualizado el 27/04/2015 a las 18:15 horas

Muchas más dudas que certezas tras el final de unos Libres 2 en los que el agua ha sido la principal protagonista. Y es que se preveía lluvia y cayó lluvia, la suficiente como para que al pista estuviera mojada durante gran parte de la sesión y para que sólo al final pudieran calzar los pilotos los neumáticos de seco. Con todo, y con todas las dificultades existentes, Fernando Alonso marcó el mejor crono con un 1:18:482.

Pero poco se rodó en el circuito de Montecarlo. Muy, muy poco. Mucha precaución por el agua que había caído y mucha paciencia para que se comenzara a secar lo sufuciente como para no poner en riesgo tanto la salud como al propio coche. Todos sabían que al final podrían poner las gomas de seco, y nadie tenía intención de quedarse fuera de las pruebas por más que la carrera pueda tener condiciones de mojado.

No fue hasta que restaba poco más de 30 minutos cuando la gran mayoría comenzó a rodar con los intermedios. Tres fueron las vueltas que dio Raikkonen, para terminar abandonando por un problema con su caja de cambios. El Ferrari de Alonso estuvo bien en cuanto a mecánica, y en cuanto a prestaciones estuvo mejor. Terminó la sesión mandando. Terminó la sesión en primer lugar.

Alonso, por encima de todos
Quizá no sea demasiado representativo, viendo las condiciones de pista. Viendo también que los Mercedes se lo tomaron con mucha calma y que al final, cuando apretaron, el tráfico existente en el circuito hacía muy complicado marcar buena vuelta en un lugar como en Montecarlo. Pero qué sensación más raro es ver a un piloto que no vista el plata en lo más alto de la tabla.

Y qué bien que ese piloto sea Fernando. Qué bien para Ferrari y qué bien para él. Porque muy necesario es para el bicampeón la confianza y el sentirse cómodo sobre su monoplaza en una pista tan dura como Mónaco. De momento cómodo parece que está, y se ha adaptado totalmente a Montecarlo. Unas vueltas perfectas le valieron para superar a todos.

Para que ni tan siquiera el Mercedes de Lewis Hamilton pudiera darle caza. El tráfico pudo jugar en contra del británico, pero los coches en pista están para todos y en esas mismas condiciones Alonso fue mejor. Fue mejor también Vettel que Ricciardo, por fin. Por fin se llevó una alegría Sebastian, que está manteniendo dos batallas más duras de las que a buen seguro él pensaba. La primera contra Daniel; la segunda contra su RB10.

Calma hasta los Libres 3
Así un día de descanso para dejarse de pruebas y para la imperiosa necesidad de probar el coche de cara a una clasificación que, en Mónaco, es vital. La calma de los Libres 1 y la húmeda pista en los segundos hacen que los Libres 3 cobren mucha importancia. En Ferrari dormirán felices viendo cómo se ha manejado Alonso en Montecarlo.