Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 24 | BARCELONA - MÁLAGA

El Málaga pone a prueba al mejor Barça de toda la temporada

Duro hueso el que tiene el Barcelona antes de jugar frente al Manchester City en Champions. El Málaga visita el Camp Nou y si a los azulgranas se les va la cabeza hacia Europa los albicelestes bien pueden dar la sorpresa en la Ciudad Condal. Eso sí, Messi y Neymar están en plenitud de forma y su entendimiento es perfecto.

Jorge Bautista | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:29 horas

Neymar, resignado ante Kameni

Neymar, resignado ante Kameni / EFE

Que si han cambiado, que si no lo han hecho... Sí, esa es la mayor preocupación que hay ahora en el Barcelona. Eso es lo único que puede crear discrepancias en un equipo que desde que cayera en Anoeta, haya habido o no un cambio, lo ha ganado todo y además ofreciendo un fútbol tan superior al de sus rivales que en ningún momento vio peligrar victoria alguna. Eso sí, como se suele decir, cuanto más se lleva ganando más cerca está la victoria, y subestimar al Málaga, por más Camp Nou que haya de fondo, puede ser un grave error.

Sí, cuentan con armas lo suficientemente fuertes como para que la visita de los albicelestes no debiera suponer mucho apuro. La primera es que les sale absolutamente todo. Están con un grado de confianza tan grande que hagan lo que hagan les sale. Que intentan cualquier filigrana y les sale. Que si les marcan un gol responden en la siguiente jugada. Y la segunda arma con la que cuentan los de Luis Enrique es una pareja que como sigan así terminarán su relación en boda por todo lo alto.

Y el anillo se lo pondrá el Barça. Porque Messi y Neymar han dejado de ser dos y son uno. Un único jugador que está aupando al cuadro culé hacia un cada vez más presente y pensado triplete con Liga BBVA, Champions y Copa del Rey. Todo lo que antes eran dudas se ha tornado en aplausos y optimismo, en ganas de reivindicarse y de agradar. Toda esa división que había en el Camp Nou en torno a Luis Enrique ahora es unión. Cómo cambia todo en cuestión de semanas...

El City espera, pero primero va el Málaga
Por más que se niegue, este equipo no es el mismo que en su día cayó en Anoeta. La parsimonia y la lentitud con el toque se ha tornado en velocidad, agresividad y verticalidad. La falta de intensidad sin el cuero ya ha desaparecido, y raro es ver a un rival azulgrana que esté cómodo en el verde. Todo en el Barcelona se mueve con la precisión del engranaje de un reloj suizo, pero mucho ojo porque hasta el mejor de los relojes puede sufrir una avería.

Ya sea provocado por ellos, por el contrario o por las circunstancias. Ahora hay un nuevo interrogante en el horizonte, y es que la Champions está a la vuelta de la esquina. El Manchester City espera más cerca que lejos, y como los pupilos de Luis Enrique piensen en algo más que en el clásico 'partido a partido' de Diego Pablo Simeone se pueden meter en un buen jardín en su enfrentamiento ante el Málaga.

0-0 en la primer vuelta
En eso confían los andaluces. En eso y en que cuando hay que dar la cara dan la cara. Tras unas temporadas con el descenso acechando, los malacitanos están cómodos en mitad de tabla, con un buen número de puntos en su haber y con, por qué no, la opción de visitar Europa el próximo curso. Javi Gracia ha pasado de descender con Osasuna a tener un conjunto que es de esos que plantan batalla ante todos. Mismamente ante el Barça, con el que empataron a cero en La Rosaleda.

Eso sí, sólo han ganado un partido al Barcelona en el Camp Nou. Y fue hace ya 15 años por un corto 1-2. En las últimas temporadas, los albicelestes se han llevado un buen número de goles, pero el presente es más importante que el pasado. Y que el futuro. Si el Barça no entiende que el mañana aún no ha llegado y se le va la cabeza hacia el Manchester City todo puede pasar. Incluido que salte la sorpresa en el templo azulgrana.