Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIVA BBVA JORNADA 24 | ELCHE 0-2 REAL MADRID

Un Isco imperial guía el triunfo del Real Madrid ante el Elche

El Real Madrid vuelve a poner todo como estaba antes de la derrota en el Vicente Calderón ante el Atlético. Los blancos consiguen un triunfo vital de cara a la Liga BBVA ante el Elche por 0-2 con goles de Benzema y de Cristiano, y con un Isco excelso. Cuatro puntos separan a los madridistas del Barça, y siete del Atlético.

Jorge Bautista | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:29 horas

El Real Madrid celebra un gol de Cristiano

El Real Madrid celebra un gol de Cristiano / EFE

'La noche es más oscura antes del amanecer'. Sí, es una frase de una película. Una frase que viene que ni pintada para describir la situación por la que nuevamente ha pasado el Real Madrid. Tras tocar fondo ante el Atlético en el Calderón, el cuadro blanco ha vuelto a coger velocidad de crucero y ya vence convenciendo. Gran partido blanco en el Martínez Valero ante el Elche y gran victoria por 0-2 con tantos de Benzema y de Cristiano con un Isco que estuvo sublime.

Es complicado de entender cómo es posible que el marcador estuviera en 0-0 al descanso. El Elche, incomprensiblemente, sobrevivió al acoso total del Real Madrid. A un acoso que en cualquier otro partido y ante cualquier otro equipo hubiera sido suficiente para marcar mínimo dos goles... o incluso cuatro. Los blancos, de negro en el Martínez Valero, entraban por todos los lados y la zaga ilicitana no hacía más que achicar agua.

Porque cómo salió el Real Madrid. En tromba, quizá con el aire de cara de saber que una victoria le ponía de nuevo con la Liga BBVA a tiro de hacer su trabajo y de ganar sus partidos. Enchufadísimos todos, con especial mención a un Karim Benzema que estaba incisivo. Tanto que incluso marcó de chilena un precioso tanto cuyo único pecado fue estar medio metro más adelantado que el último defensa.

Todos tuvieron la suya, pero el Elche aguantó. Aguantó con todo y como pudo. Los franjiverdes estaban agarrotados y asustados, sin querer salir de su propio campo sabedores que partido contra un grande partido que ha terminado en goleada en contra. Así pues, ni un riesgo corrieron, y a pesar de todo con el paso de los minutos parecían estar algo más felices con lo que iba sucediendo en el césped... aunque lo que pasaba no era ni mucho menos una exhibición de juego por su parte.

No les duró mucho la 'alegría' eso sí. Entre pérdida y périda de tiempo en cada balón parado llegó la jugada afortunada que deja claro que quien algo busca algo encuentra. Todas la mala suerte que tuvieron los blancos en la primera parte se tornó en lo contrario en cuanto empezó la segunda. Benzema aprovechó un rechazo entre Lombán y Tyton para marcar a placer y allanar un camino que se podía haber puesto bastante cuesta arriba con el paso de los minutos.

Ahora sí, el Real Madrid encontró premio a su superioridad. Ahora sí, el cuadro de Ancelotti jugaba con el viento a favor. Con un imperial Isco dirigiendo las acometidas merengues los blancos lo tenían ya todo. Pero Cristiano no. Cristiano no tenía su gol, que tanta falta le hace partido tras partido. El 23 se lo pondría en bandeja, y el luso puso la cabeza para el 0-2. Sí, el tanto fue del 7, pero el protagonista era el de Benalmádena.

Elegancia, clase, talento, magia... todo. Lo tiene todo. Tiene hasta el respeto de los rivales, tanto jugadores como aficionados. Aplaudido se fue el chaval tras tantas muestras y lecciones de fútbol individual. El colectivo lo puso el Real Madrid, y la Liga BBVA está de nuevo como estaba antes del partido en el Vicente Calderón. Cuatro puntos al Barça, siete al Atlético... y 14 jornadas por delante.