Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

COPA CONFEDERACIONES

Sergio Ramos, el malabarista del balón

El entrenamiento de la selección española dejó como anécdota las dotes como malabarista con el balón de Sergio Ramos. Fernando Torres apunta a titular en la delantera en las semifinales contra Italia, mientras que David Silva y Juan Mata se disputan el puesto que dejaría libre Fábregas.

Actualizado el 27/04/2015 a las 18:50 horas

La selección española de fútbol completó un entrenamiento de recuperación para titulares en la Universidad de Fortaleza, sin Cesc Fábregas ni Roberto Soldado que son dudas para las semifinales de la Confederaciones ante Italia por problemas musculares. Unas horas después de certificar su pase como primero de grupo a las semifinales y tras disfrutar de unas horas libres los internacionales españoles, que aprovecharon para visitar la playa, la Roja regresó a los entrenamientos con una sesión vespertina de recuperación para titulares y más intensa para suplentes.

Apenas realizaron media hora de trabajo con carrera y estiramientos los jugadores que fueron titulares [[LINK:INTERNO||||||ante Nigeria]], entre los que no se encontraban Cesc y Soldado que descansaron con esperanzas de recuperarse para semifinales de las molestias musculares que sufren. Todo indica que no llegarán al partido y que el seleccionador Vicente del Bosque debe buscar dos sustitutos.

En el caso del nueve, si Soldado no se recupera el puesto será para Fernando Torres, máximo goleador de la Confederaciones con cinco tantos. Por Cesc el cuerpo técnico maneja más opciones. En principio el elegido sería David Silva, que trabajó fuerte con el grupo de suplentes. En él también estaba Juan Mata, otro candidato con quien Toni Grande, segundo seleccionador, dialogó al inicio de la sesión.

Un partido en reducidas dimensiones con continuos disparos a puerta, exigió el máximo a Iker Casillas y Pepe Reina. El portero cordobés acabó el entrenamiento dejando imágenes simpáticas en un juego con Javi Martínez en el que debían meter la pelota en un cubo de basura a un toque y tras dar un bote. También fue retratado por todas las cámaras Sergio Ramos, quien tras estirar y hacer sus series de abdominales, realizó ejercicios de malabarismo con el balón demostrando sus virtudes.

En el entrenamiento en 'Unifor' se notó la altura de la competición en la que se encuentra España, a tres días de semifinales, por la numerosa presencia de medios de comunicación de todo el mundo. Se triplicó el número de periodistas y cerca de 150 siguieron la hora de entrenamiento.