Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Chelsea 1 - 4 Atlético de Madrid

El Atlético reina en Europa

Tres zarpazos de Radamel Falaco en una primera parte para el reuerdo encarrilaron la segunda Supercopa de Europa para el Atlético de Madrid. Miranda redondeó la exhibición rojiblanca ante el Chelsea de Fernando Torres. Cahill marcó el tanto del conjunto de Di Matteo. Segunda Supercopa de Europa para el Atlético de Madrid..

G. Lascoiti  | Madrid | Actualizado el 08/05/2015 a las 00:39 horas

Falcao levante la Supercopa al cielo de Mónaco

Falcao levante la Supercopa al cielo de Mónaco / EFE

Hay jugadores que nacieron para jugar este tipo de partidos, para definir finales y levantar títulos. Radamel Falcao debe ser el ser humano más preparado para este tipo de empresas. Su exhibición ante el Chelsea, tres goles en tan sólo 45 minutos, será dificil de olvidar. Como ante el Athletic en Bucarest, el colombiano fue un martillo pilón, el encargado de certificar la hegemonia del Atlético de Madrid en Europa.

La Supercopa ante el Chelsea fue una fotocopia mejorada de la final ante el Athletic. Falcao ejerció de nuevo de maestro de ceremonias. El campeón de Europa fue barrido por un vendaval rojiblanco, por un aluvión del de fútbol y goles. Imposible enocntrar un sólo error del Atlético, un equipo que rozó la perfección.

A los cuatro minutos el Chelsea tuvo el primer aviso de lo que iba a ser el partido. Filipe Luis se fue por su banda y metió un centro aparentemente sin peligro. La defensa del chelsea contaba con toda la ventaja pero Falcao apareció como una centella para rematar de forma inverosimil y mandarla al larguero. El rechazo le  cayó a Koke que fue derribado por David Luiz. Ni el colegiado iba a evitar el monólogo rojiblanco.

Sin timepo para digerir la jugada, Falcao madrugó a la espelada de los centrales del Chelsea y con toda la sangre fría del mundo la picó a media altura a la cepa del segundo palo. Comenzaba el festival Falcao, el festival del Atlético.

El Atlético de Madrid comenzó a triangular de banda a banda, apoyado en Mario Suárez, Gabi y Koke. Por delante las operaciones estaban comandadas por un inmenos Turan, un incisivo Adrián y un demoledor Falcao.

El preludio del sgundo gol fue una gran maniobra de Adrián que retrató en carrera a Ivanovic y obligó a intervenir a Cech. Di Matteo se desesperaba y comenzó a resignarse con el segundo del Atleti. Falacaó recogió un baló sin mucho peligro por la derecha e hizo su particular homenaje a la final de Bucarest. Controló, recortó, se la acomodó con la izquierda y la puso en la esucadra. Por un momento pareció que en lugar de Cech estaba Gorka Iraizoz bajo palos.

A esas alturas el Chelsea, el campeón de Europa, era un juguete en manos del equipo de Simeone. Torres y Mata no olieron el balón y Lampard estaba desbordado por el centro del campo rojiblanco. El Chelsea sacó la bandera blanca, pidó un armisticio para llegar al decanso. Pero el Atlético no estaba por la labor.

Turan ejecutó otra diablura por la derecha y metió un centro medido al segundo palo. Adrián remató fatal, el balón quedó dividido y, como no, apareció la cabeza de Falcao para estrellarla en el palo. El 'tigre' tenía hambre. 

Justo cuando el Chelsea veía el momento para irse a vestuarios, el Atlético montó una contra perfecta. Turan dirigió la maniobra con la cabeza levantada y metió un pase medido a la carrera de Falcao. El colombiano superó a su defensor y la cruzó por abajo ante Cech. El publico despidió a los equipos al grito de Falcao... Falcao...