Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Tras los altercados de la última jornada

Grecia suspende indefinidamente la liga de fútbol para combatir la violencia

El gobierno griego ha suspendido indefinidamente todos los partidos de fútbol de la competición griega para combatir la violencia en los estadios de fútbol. El último altercado se registró en la última jornada en el partido entre el Panathinaikos y el Olympiacos.

EFE | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:28 horas

Seguidores del Panathinaikos lanzando objetos desde la grada

Seguidores del Panathinaikos lanzando objetos desde la grada / EFE

El ministro adjunto de Deportes, Stavros Kondonís, anunció hoy la suspensión indefinida de todos los partidos de fútbol de la liga griega para poner en marcha una serie de medidas encaminadas a acabar con la violencia en los estadios.

Kondonís afirmó que se suspenden los enfrentamientos de todos los campeonatos profesionales y semiprofesionales de primera, segunda y tercera división, después de que el pasado domingo se produjesen graves incidentes en el derbi que enfrentó al Panathinaikos y al Olympiacos.

Las primeras medidas que propone Kondonís son la utilización de una entrada electrónica, que permite conocer la identidad del comprador y su ubicación en el estadio, la eliminación de las peñas de los clubes y la colocación de cámaras de seguridad en los campos.

El titular de Deportes anunció la suspensión tras reunirse con el presidente adjunto de la Federación de Fútbol Griega (EPO), Evángelos Topoliatis, y con los responsables de los campeonatos de primera y segunda división, Yorgos Borovilos y Spyros Kaloyanis, para comunicarles esta decisión y comentar con ellos el plazo que consideran necesario para aplicarlas estas medidas.

Previamente Kondonís recibió el visto bueno del primer ministro, Alexis Tsipras, quién respaldó la postura del ministro adjunto y le dio luz verde para paralizar el campeonato y poner en práctica de inmediato las medidas necesarias. Kondonís y Tsipras se entrevistaron brevemente poco antes de la reunión del grupo parlamentario de Syriza y, según apunta la prensa local, podrían reunirse de nuevo esta tarde.

La suspensión es indefinida, aunque los medios griegos señalan que podría extenderse entre dos y tres semanas. Desde que asumió el cargo, Kondonís había marcado como una de sus prioridades la lucha contra la violencia en los campos de fútbol. En una entrevista concedido hoy a la radio privada Skai, el responsable de Deportes dijo que a partir de la próxima temporada no se iniciará ningún campeonato sin contar con la entrada electrónica.

La paralización se produce días después de los graves incidentes que protagonizaron el pasado domingo los aficionados radicales del Panathinaikos durante el derbi ante el Olympiacos. Minutos antes de que empezase el encuentro unos cincuenta seguidores del Panathinaikos invadieron el terreno de juego del Apostolos Nikolaidis Stadium, su estadio, y lanzaron objetos a los jugadores del Olympiacos que empezaban el calentamiento de la que fue la vigésima quinta jornada de la Liga de Grecia. El lanzamiento de bengalas y objetos continuó después del partido lo que provocó enfrentamientos con la policía que incluso utilizó gases lacrimógenos contra los aficionados.