Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Un clásico envuelto en unas tremendas medidas de seguridad

Normalidad en el clásico: el fútbol venció al miedo

La normalidad se instauró en el clásico del Real Madrid y Barcelona, que, envuelto en unas tremendas medidas de seguridad, terminó sin ningún tipo de incidente, una semana después de los atentados terroristas de París.

Efe | Madrid | Actualizado el 21/11/2015 a las 20:38 horas

Luis Suárez, Neymar y Sergi Roberto celebran un gol

Luis Suárez, Neymar y Sergi Roberto celebran un gol / Getty Images

Después de varias horas de registros y cacheos en varios anillos de protección alrededor del estadio Santiago Bernabéu, el fútbol se impuso al temor y al miedo a sufrir cualquier sobresalto.

Los 1.200 policías nacionales que velaron por la seguridad de los aficionados que presencian el clásico consiguieron que al descanso solo se hable de fútbol. El Barcelona, que ganó 0-4, dió un 'repaso' al Real Madrid, incapaz de crear ocasiones después de mostrar un juego bastante pobre.

El pitido del árbitro al final de la primera parte dio paso al camino de los jugadores hacia los vestuarios y el público del estadio Santiago Bernabéu sacó cartulinas blancas en señal de protesta y pidió la dimisión del técnico Rafael Benítez, una prueba de que el fútbol pudo con el miedo.