Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

por su presunta participación en el supuesto amaño de dos partidos al final de la temporada

El Juez estima indicios del pago a tres exjugadores del Betis por amaño de partidos

Fermín Otamendi, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, ha estimado que hay indicios para sentar en el banquillo a tres exjugadores del Betis por su presunta participación en el supuesto amaño de dos partidos al final de la temporada 2013-14, pagados por exdirigentes de Osasuna.

ondacero.es | Madrid | Actualizado el 30/08/2017 a las 11:52 horas

Otamendi ha hecho público este jueves un auto al acabar la instrucción de dos años de la pieza principal del denominado "caso Osasuna", por la extracción sin justificación de 2,2 millones de las cuentas del club y presuntos amaños de partidos, en el que exculpa a 11 de los 29 investigados, pero mantiene la acusación respecto a los exfutbolistas del Betis Antonio Amaya, Jordi Figueras y Xavi Torres.

El juez considera que hay indicios de que exmandatarios de Osasuna pagaron a estos jugadores 650.000 euros en metálico: 400.000 para que ganaran al Valladolid y 250.000 para que perdieran con el club 'rojillo', en los dos últimos partidos de la temporada 2013-14.

El magistrado ha archivado la acusación respecto a once investigados, entre ellos Petar Vasiljevic, actual entrenador de Osasuna, y los futbolistas Patxi Puñal, Damià Abella, Sergio García y Jorge Molina, este último jugador entonces del Betis.

En el auto, el juez instructor señala que el 9 de mayo de 2014, pocos días antes de la penúltima jornada de esa temporada, se celebró una reunión en un hotel de Madrid entre dos directivos de Osasuna y dos jugadores del Betis para "fijar los términos del acuerdo".

Los 400.000 euros fueron entregados en metálico en Sevilla el 16 de mayo de 2014, dos días antes del último partido de la temporada entre Osasuna y el Betis, por el directivo osasunista Txuma Peralta y el gerente 'rojillo', Ángel Vizcay.

Según el juez, los 250.000 euros restantes fueron entregados en Madrid días después de este partido, que ganó Osasuna pero no le sirvió para mantenerse en Primera, por Vizcay, reclamando "insistentemente" los entonces jugadores del Betis señalados "más dinero del que se les había entregado", sin que Osasuna entregara "ninguna otra cantidad".

La presunta participación de Antonio Amaya, Jordi Figueras y Xavi Torres se desprende de varios motivos, entre ellos del "análisis de los posicionamientos" de sus teléfonos móviles, que les "ubican en las zonas donde se produjeron las negociaciones" con los dirigentes osasunistas, "así como las entregas del dinero acordado".

También, prosigue el magistrado, del análisis de los registros de llamadas de algunos de estos jugadores, que les relacionan "directa y claramente con el teléfono que fue usado para comunicarse con los directivos de Osasuna".

Asimismo, "del contenido y las contradicciones apreciadas en las declaraciones y careos realizados por éstos", además del análisis patrimonial de los jugadores, que "revela diversos pagos en metálico por elevados importes y una caída importante en los reintegros bancarios de dinero tras los pagos en metálicos presuntamente efectuados".

El juez ha exculpado al entonces jugador del Betis Jorge Molina, cuya llamada al procedimiento se produjo "exclusivamente" por la declaración incriminatoria de Vizcay, quien finalmente se "retractó" de sus primeras afirmaciones en relación con este futbolista, sin que el resto de diligencias practicadas "hayan aportado indicio incriminatorio alguno contra él".

La propia declaración de Antonio Amaya, en la que "reconoció" la existencia de una reunión con directivos de Osasuna, fue "vaga e inconcreta" con respecto a Molina, mientras que en relación con la participación de Jordi Figueras fue "rotunda y tajante", ya que llegó a afirmar que fue a través de él cómo dirigentes de Osasuna contactaron con los entonces jugadores del Betis.