Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Se amparan en una ley de rango superior

El Barcelona apura sus opciones para que Neymar juegue El Clásico

El FC Barcelona juega todas las cartas para que el delantero brasileño, Neymar, pueda estar el domingo en El Clásico. Según ha podido saber Onda Cero, el club azulgrana ha presentado un recurso al TAD este viernes y forzar que esta institución se reúna mañana para dictaminar una resolución. Lo ha hecho tras la advertencia de la RFEF y después de querer alargar el recurso amparándose por la ley 39/2015 que dice "las sanciones sólo serán resolutivas cuando no quepa ningún recurso".

Alfredo Martínez |  Madrid |  Actualizado el 21/04/2017 a las 18:36 horas

El FC Barcelona quiere a toda costa contar con Neymar en El Clásico que se disputará este domingo a las 20:45 en el Santiago Bernabéu. El equipo azulgrana está siguiendo una estrategia jurídica para forzar a las instituciones a tomar un decisión rápida sobre la sanción de Neymar.

A lo largo de la jornada del viernes, el Barcelona no presentó ningún recurso ante el TAD para ampararse en una ley de rango superior que le otorga 15 días para presentar cualquier recurso. Esta ley es la 39/2015 que dice "las sanciones sólo serán resolutivas cuando no quepa ningún recurso". De esta manera, el jugador brasileño podría disputar el encuentro.

Sin embargo, el Barcelona, advertido por la RFEF, ha presentado un recurso a las 16:00 horas de este viernes ante el TAD. Con ello piden la suspensión cautelar e incluso la anulación de la sanción de tres partidos para su jugador. De esta manera, estarán a la espera de la contestación de RFEF y de si el Tribunal de Arbitraje del Deporte se reúne en el día de mañana.

Si el Barcelona no recibe notificación alguna de estas instituciones quedará en su mano alinear a Neymar en El Clásico e incurrir en una posible alineación indebida que conllevaría la derrota inmediata.