Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 16 | ATHLETIC 2-0 LEVANTE

El Athletic vence con solvencia a un Levante que se queda colista

El Athletic de Bilbao se acerca a posiciones europeas tras la victoria ante el Levante en San Mamés, después de realizar una segunda parte muy solvente en la que ha pasado por encima del que ahora es colista de Primera División. Mikel San José e Iñaki Williams marcaron para el conjunto de Erneste Valverde.

EFE | Madrid | Actualizado el 09/02/2017 a las 12:56 horas

Los jugadores del Athletic celebran un gol en San Mamés

Los jugadores del Athletic celebran un gol en San Mamés / Efe

El Athletic Club se ha acercado hoy a las puertas de las posiciones europeas tras imponerse al Levante UD en San Mamés, después de arrollarle en una segunda mitad en la que Mikel San José e Iñaki Williams marcaron los goles del 2-0 final. Ambos jugadores marcaron a su estilo. El medio centro internacional rematando con un poderoso cabezazo un córner botado por Beñat Etxabarria y el veloz delantero entrando al área como una centella y rematando a la primera, en este caso tras recibir un gran pase de Aritz Aduriz.

Con este 2-0, el Athletic ha visto premiada su reacción en la segunda mitad y se coloca séptimo en la clasificación, mientras que el Levante, a pesar de la buena imagen que ha dejado en Bilbao, sobre todo en la primera mitad, se mantiene colista en la tabla. A pesar de una falta peligrosa de Navarro a Aduriz al borde del área en el primer minuto, que Laporte estrelló en la barrera, salió mucho mejor al partido el Levante que un Athletic sorprendentemente fallón en el arranque en defensa.

Así, dos errores consecutivos de Etxeita, en el despeje, y De Marcos, en la salida del balón, dejaron solo dos veces solo a Ghilas ante Iraizoz, Pero ambos jugadores parecían con la camiseta cambiada, porque el meta estuvo muchísimo más despierto en acciones con mucha ventaja para el delantero, que estuvo lentísimo en la toma de decisiones. Se recuperó el Athletic y Susaeta, entrando al área tras un buen pase de San José, estrelló un balón en el palo que dio paso a una fase de dominio local entre los enganchones de Simao con Raúl García y Aduriz.

Dominio estéril del Athletic

Poco sacaron de ese tramo de dominio los leones, apenas un par de disparos alto de Beñat y Williams, el primero desde lejos y el segundo muy escorado a la izquierda y después de bajar con un gran control un pase del propio Beñat. Un remate de Aduriz de cabeza, bien respondido por Mariño precedió a la tercera ocasión visitante, otra vez de Ghilas, quien no encontró puerta en un fuerte disparo desde la frontal. Un disparo alto de Susaeta, a pase de Aduriz, cerró una primera mitad con más llegadas locales pero más ocasiones visitantes y con la sensación de que el partido se desarrollaba más como quería el Levante, bien en la presión y en la gestión de la posesión, que como deseaba el Athletic, que no acaba de encontrar buenas conexiones con sus delanteros a pesar de la buena labor de Beñat.

Cambiaron radicalmente las cosas al inicio de la segunda mitad. El Athletic salió decidido a cambiar las cosas rápido y ya para los 37 segundos de la reanudación Aduriz probado a Mariño con un buen testarazo, a centro de Balenziaga. Fue el inicio del calvario que iba a sufrir el Levante en adelante. Sobre todo en los diez minutos que tardó el Athletic en abrir el marcador. Varios de ellos con casi todos los jugadores metidos en el área visitante como consecuencia de los numerosos córneres que generaron los locales tras un disparo alto de Susaeta.

Consecuencia del cuarto de esos saques de esquina, San José le ganó la acción a Simao en su entrada al área para rematar cruzado el balón botado por Beñat y lograr el 1-0. Aunque el Levante amagó con estirarse en un par de veces, el Athletic siguió a lo suyo. Presionando, sacando córneres y centrando desde la bandas, sobre todo desde la izquierda. Desde allí, en la línea de fondo, Williams puso un balón perfecto para que Aduriz martillease el balón como suele.

Lo hizo y Mariño consiguió primero detener el remate y después despejarlo bajo palos. Un disparo de San José que puedo haber dado en la mano de Navarro al cruzarse, una jugada clara de gol finalmente malograda por Toño y un disparo cruzado de Aduriz amenazaron con el 2-0. Especialmente la segunda de esas jugadas, con Williams esperando en el segundo palo el pase de Raúl. El Levante tuvo una buena llegada con Morales, pero su disparo desde la frontal salió alto, y el Athletic ya no perdonó en la siguiente ocasión.

Una conexión Aduriz-Williams por el centro en la que el veloz canterano fusiló a Mariño desde el punto de penalti. Y hasta el reaparecido Muniain tuvo su ocasión, un centro desde la derecha que no conectó bien pero embocó entre los tres palos para poner en dificultades al meta visitante.