Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Clasificación Eurocopa 2016 I España 5-1 Macedonia+

España 5 - 1 Macedonia

España arranca la defensa del título de la pasada Eurocopa con un una cómoda victoria ante Macedonia. Los de Del Bosque hicieron un partido muy serio y no dieron opciones a una selección inferior. Silva fue la gran noticia del partido, dio un paso al frente y fue el mejor del partido, mientras que Alcacer debutó con gol.

Javier Espelosín I @javi_ef85  |  Madrid |  Actualizado el 13/07/2016 a las 20:10 horas

La selección española iniciaba el camino a la Eurocopa 2016 con las dudas que provocaron el pasado Mundial y la derrota hace unos días ante Francia. Pero toca mirar adelante, y no hay que olvidar que España encara esta nueva etapa defendiendo título y buscará en la Eurocopa de Francia que se disputará en el verano de 2016 volver a lo más alto. Y Macedonia ha sido el primer obstáculo en el camino.

Un partido peligroso para España, ya que a priori se presuponía una victoria fácil para los de Del Bosque, pero además debían convencer y dar un paso al frente en el aspecto goleador, y los goles no tardaron en llegar: Los primeros minutos fueron de España, que se hizo con el dominio del balón, y buscó la portería contraria. La primera ocasión llegó de libre directo para la selección macedonia, y Casillas desvió a córner, pero a los trece minutos, Silva fue derribado en el área y Sergio Ramos convirtió la pena máxima a lo “panenca”. Dos minutos después Cesc Fábregas vio la entrada de Juanfran y se inventó un sensacional pase a la derecha de la frontal del área pequeña dejando al lateral delante del portero. De primeras tocó a Alcácer, que empujó la pelota a puerta vacía.

España parecía tener el partido controlado, tanto por dominio como por resultado. Con el marcador arriba, los espacios eran más grandes, y los goles daban una tranquilidad a los de Del Bosque, una tranquilidad que no duró mucho.  Una internada por banda izquierda de Trajkovski acabó en derribo después de que Juanfran zancadilleara el macedonio. Ibraimi trasformó la pena máxima y Macedonia se vino arriba. El propio Ibraimi pudo empatar unos minutos más tarde.

Pero rápidamente el partido recuperó el guion inicial. El gol encajado, contrario a lo que suele ocurrir, animó a la Roja, que quiso recuperar la renta antes del descanso. Recuperó la intensidad inicial y acosó la portería rival en los últimos minutos. Primero fue Pedro quien lo probó tras un lanzamiento cruzado desde la frontal del área que Pacovski rozó para enviar a córner. Silva no supo definir delante del guardameta tras recibir un gran pase de Alcacer. Acto seguido, de nuevo el ariete valenciano falló a bocajarro el tercero y la pelota se fue a córner. El saque de esquina fue desviado por la zaga de Macedonia y llegó a los pies de Busquets, disparó, y tras tocar en Sikov la pelota se incrustó en la portería.

La segunda mitad arrancó con susto: Jahovic se plantó en el primer minuto delante de Casillas, cruzó a la izquierda del guardameta, que respondió con un pie que evitó el tres a dos. Pero España era superior y poco tardó en responder: Apenas tres minutos más tarde, una internada por la izquierda entre Jordi Alba y David Silva acabó con un lanzamiento raso, cruzado y seco del canario para lograr el cuarto de España.

Macedonia se vino abajo y España jugó a placer: Isco entró por el debutante Alcacer, Bartra por Sergio Ramos y Munir debutó por Koke. Cesc pudo hacer el quinto tras rematar un pase atrás de Silva, y después fue Pedro el que remató a la derecha de la portería. Macedonia buscó el segundo y tuvo opciones para lograrlo, pero Casillas estuvo muy seguro bajo palos.

Una de las grandes noticias del partido fue el grandísimo partido de David Silva. Tras el cambio que parece estar produciéndose en la selección, Silva es uno de los jugadores llamados a coger las riendas de la selección, y en este primer partido oficial desde el Mundial dio un paso al frente. Cada balón que pasaba por sus botas generaba peligro en la zaga rival. Regateó, pasó y marcó, pero quiso poner la guinda al final. Munir robó un balón para que Silva condujera por el carril del 10 a la contra. Apuró todo lo posible para darle el balón a Pedro para que cerrara la goleada.

España venció con contundencia a Macedonia y anotó una goleada que sirve para apaciguar los ánimos generados tras las últimas decepciones de España. El rival era asequible, pero había algo más de tres puntos en juego. La renovación ha comenzado pero el objetivo sigue siendo el mismo, defender la Eurocopa ganada hace dos años. El camino es este y ahora toca seguir peleando y hacer de nuevo un equipo que nos ilusione a todos, que nos haga creer, y que pelee por la tercera Eurocopa consecutiva. El tiempo nos dirá.