Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Mundial 2014 I España 2-0 Georgia

España 2 - 0 Georgia

España logra la victoria ante Georgia por dos goles a cero y se clasifica para el Mundial de Brasil 2014. Negredo fue el mejor en un partido en el que la selección no especuló con el punto que necesitaba y salió a por la victoria. Georgia puso un muro en su área pero el asedio constante de los de Del Bosque en la primera mitad lo tiraron abajo. Mata se encargó de anotar el segundo que sentenció el partido y la clasificación y Jesús Navas fue de los más destacados del equipo. España defenderá título en Brasil este próximo verano.

Javier Espelosín I @javi_ef85  |  Madrid |  Actualizado el 22/09/2017 a las 14:34 horas

Dos empates y tres goles en contra en toda la clasificación han sido suficientes para que España haya tenido que jugarse la clasificación en el último partido. Francia nos hizo dudar en el Calderón tras empatar a uno, hace ahora un año, consiguiendo un empate a uno en el minuto 94. La vuelta ante los franceses se jugaba el 26 de marzo y ese partido decidía el liderato del grupo. Pero tres días antes, fue Finlandia quien logró rascarnos un empate en un partido que se debió ganar, y convirtió el partido de Francia y el resto de partidos en finales, sólo valía ganar, y todo se ganó. Desde aquel empate ante los finlandeses todo han sido victorias para plantarse en el último partido ante Georgia, en casa, en la casa de Iniesta, en el Carlos Belmonte de Albacete, en lo que debía ser la antesala de una fiesta para el fútbol español, la clasificación para un nuevo mundial. Sólo un punto nos separaba de defender título en Brasil.

Del Bosque sacó un once con seis cambios respecto a la victoria de Bielorrusia. Casillas volvía a la portería, Juanfran y el debutante Alberto Moreno entraron en los laterales, e Iniesta, Jesús Navas y Negredo eran los otras novedades en un once que parecía buscar abrir al máximo el juego para lograr más espacios y no sufrir el cerrojazo que se vivió ante los bielorrusos.

Y como se presumía, Georgia salió metida atrás, pero Jesús Navas, escoltado por Juanfran, revolucionó el ataque español. En los primeros diez minutos todas las jugadas de ataque pasaban por sus botas. Su regate y su aceleración estaban volviendo loco al lateral Amisulashvili, que no sabía cómo parar al sevillano. Su primera jugada acabó con un balón suelto en la frontal del área que Busquets disparó a las manos del portero. En la siguiente, se fue de tres defensores y su disparo se encontró con el pie del último defensor.

El asedio de España era constante: en los primeros veinte minutos disparó cinco veces entre palos y forzó cuatro saques de esquina. Lo sorprendente era que no hubiera caído el primero. Negredo tuvo la dos más claras, la primera tras rematar un balón suelto a bocajarro que se encontró con el guardameta Kvaskhvadze, y la segunda, con una espectacular chilena desde la frontal del área que consiguió enviar a córner el guardameta, que se estaba convirtiendo en el gran protagonista de los georgianos.

Y tanto asedio y dominio tuvo premio. Iniesta, bajo el delirio de la grada, cogió la pelota por el carril izquierdo, regateó y se asoció con Pedro para tirar una pared que le hizo superar a la defensa, y  de primeras, pegado a la línea de fondo, puso la pelota al primer palo para que finalmente Negredo fusilara la portería georgiana y lograra el primero del partido.

España bajó la intensidad tras el gol pero eso no quitaba que siguiera dominando y tuviera opciones de marcar más goles. A falta de cinco minutos para el descanso, Jesús Navas rompió a su marca y colgó la pelota para que Negredo anotara el segundo, pero el delantero resbaló y su disparo se encontró con el palo, y el rechace lo remató y la zaga salvó en la línea. Georgia tuvo una llegada en toda la primera parte y Casillas tuvo que emplearse a fondo para detener el disparo de Dvaslishvili. España mereció más, pero finalmente el partido se fue al descanso con uno a cero.

En la segunda parte, los de Del Bosque salieron en busca del segundo gol que sentenciara el partido, pero con la tranquilidad de haber abierto la lata en la primera mitad. La muralla georgiana en la frontal del área provocó la paciencia y el juego de toque de España en busca de un hueco. Juan Mata, que salió a los quince minutos de juego por Pedro, aprovechó al minuto un balón suelto en la frontal del área pequeña tras un centro, para marcar a placer y hacer así el segundo gol.

Poca historia más tuvo el partido. España lo durmió y tuvo varios acercamientos para incrementar la diferencia, pero el trabajo ya estaba hecho. Del Bosque retiró del campo a Xavi por Koke y al falta de diez minutos metió a Isco y quitó a Iniesta para que se llevara el cariño y la grandísima ovación de sus paisanos.

España dominó el partido de principio a fin y sella una clasificación en la que Francia ha estado siempre esparando el fallo de los de Del Bosque que finalmente no llegó. Negredo se coló en la fiesta de Iniesta con una actuación que mereció más de un gol. España se clasifica para el Mundial y defenderá título, siendo una de las grandes favoritas para hacerse con trofeo.