Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 28 | GRANADA 0-0 EIBAR

Empate con sabor a victoria para el Eibar ante el Granada

Punto con aroma a triunfo para el Eibar en Granada a pesar de que siguen sin saber qué es la victoria desde hace ya muchas jornadas. Los granadinos estuvieron desafortunados en el campo y no pudieron batir a su rival. Para ellos el empate no tiene valor alguno al jugar en su feudo contra un adversario directo.

EFE | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:22 horas

Lucha entre jugadores del Granada y el Eibar

Lucha entre jugadores del Granada y el Eibar / EFE

Qué poco sabor tiene el punto que ha sumado el Granada ante el Eibar en el Nuevo Los Cármenes. Nazaríes y armeros empataron a cero en un envite en el que las tablas no valen a los andaluces pero que los vascos celebraron como un triunfo, aunque continúan en caída libre y se están empezando a ver envueltos en infinidad de problemas. Menos mal que hicieron una primera vuelta para enmarcar siendo un debutante...

El Granada dominó en la primera mitad ante un Eibar tan bien organizado defensivamente como inofensivo cuando tenía el balón en su poder. Los vascos, que perdieron a Raúl Navas por lesión antes de la media hora de partido, no pasaron demasiados apuros en el primer tiempo ante un equipo andaluz que se mostró demasiado lento y previsible en ataque. El único que puso en apuros a Jaime Jiménez fue Adrián Colunga, que entró bastante en juego partiendo desde la banda izquierda y que obligó al meta visitante a intervenir con acierto.

Los méritos ofensivos del Granada en un aburrido primer tiempo se quedaron en esas dos llegadas y en un intento intencionado desde la frontal del área de Pit' que se marcho fuera por muy poco. El panorama cambió poco en una segunda parte que empezó con la primera ocasión del Eibar en un centro de Manu del Moral que se envenenó tras tocar en el colombiano Jeison Murillo y al final mandó a córner con apuros Oier Olazábal. 

Respondió rápido el cuadro local con un mano a mano del colombiano Jhon Córdoba ante Jaime que acabó en córner y con un 'chut' lejano del camerunés Allan Nyom para probar de nuevo al meta. Volvió a rozar el gol el cuadro eibarrés en dos testarazos casi seguidos de Eneko Bóveda, respondiendo Oier al primero con una gran intervención y marchándose rozando el poste el segundo. El paso de los minutos hizo que el Granada se volcara del todo en ataque, mejorando algo el equipo local con la entrada al campo de Javi Márquez ante un Eibar que siempre mantuvo la compostura en la zaga. 

Robert Ibáñez y el propio Javi Márquez dispusieron de claras opciones para marcar, aunque ninguno remató bien pese a que estaban en franca posición para hacer gol ante la desesperación de los locales, que acabaron muy enfadados con el poco tiempo añadido otorgado por el colegiado navarro Undiano Mallenco.