Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PIDEN QUE SE ARREGLE EL CABLE DE TELEVISIÓN

Los presos de una comisaría en Argentina inician una huelga de hambre al no poder ver el Mundial: "Es un derecho indispensable"

Un fallo en el cable de la televisión de la comisaría tercera de Puerto Madryn ha provocado que los presos hayan iniciado una huelga de hambre al no poder ver el Mundial de Rusia.

Redacción | Madrid | Actualizado el 14/06/2018 a las 10:12 horas

Un mural con Leo Messi, estrella de Argentina, y la Copa del Mundo

Un mural con Leo Messi, estrella de Argentina, y la Copa del Mundo / Reuters

Que en Argentina el fútbol es mucho más que un deporte ha vuelto a quedar demostrado después de que los presos de la comisaría tercera de la ciudad chubutense de Puerto Madryn hayan inciado una huelga de hambre al no poder ver el Mundial.

Como informa en diario 'Clarín', un fallo en el sistema de cable de dicha comisaría impide a los presos poder ver el Mundial, una circunstancia por lo que han iniciado una huelga de hambre.

La huelga de hambre durará "hasta tanto las autoridades arreglen el sistema de televisión por cable", explican los presos en la carta remitida a las autoridades.

Presos de la comisaría tercera de Puerto Madryn iniciaron una huelga de hambre “hasta tanto las autoridades arreglen el sistema de televisión por cable” que según la nota que enviaron al juez de turno de la oficina judicial “no funciona desde hace 3 días”.

Los internos explican que el funcionamiento del mencionado sistema "es un derecho indispensable para toda persona privada de su libertad" y añaden que "hemos tomado la decisión de no recibir la ración de comida correspondiente hasta tanto se solucione dicho problema".

En los calabozos de la comisaría tercera hay 9 presos, según informa 'Clarín', la mayoría por delitos contra la propiedad. Todos comparten un lugar en común donde se encuentra el televisor.