Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 28 | FC BARCELONA 7-0 OSASUNA

Barcelona 7 - 0 Osasuna

El ariete argentino del FC Barcelona, Lionel Messi abrió la lata en el minuto 19 en un duelo en el que solo hubo un equipo sobre el terreno de juego. El argentino fue el mejor de los suyos cuando más lo necesitaban los hombres del 'Tata' Martino. Iniesta, Pedro, Alexis y Tello redondearon la goleada. Osasuna comenzó combativo el encuentro pero acabó desdibujado y apaleado.

antena3.com |  Barcelona |  Actualizado el 22/09/2017 a las 14:34 horas

A una semana del gran partido en el Bernabeu, el primoroso encuentro firmado hoy ante Osasuna (7-0) por Andrés Iniesta y los goles de Leo Messi, que con los tres logrados hoy se convierte con 371 en el máximo goleador histórico del club superando a Paulino Alcántara, alimentan las esperanzas de recuperación del cuadro catalán.

Además de Messi anotaron Iniesta, Alexis, Tello y Pedro. Llega el equipo del 'Tata' Martino, que hoy dio descanso a Cesc y Neymar, en la mejor disposición a la hora de la verdad. Ha recuperado la clase de Iniesta, la mejor versión de Messi, la electricidad de Pedro; Xavi está a un gran nivel y Alexis sigue marcando.

Todo se resolvió en cuatro minutos y dos fogonazos. Y eso que la puesta en acción de Osasuna fue perfecta. Fijó a la defensa azulgrana con Oriol Riera y Javi Gracia puso por detrás a Cejudo. En un cuarto de hora desconcertante, el Barça no aprovechó el regalo de los navarros, dos autopistas por las bandas ante la densidad de futbolistas en la medular.

Cuando se dio cuenta del boquete, entre Pedro y Alba por la izquierda y Alexis, por la derecha, abrieron la lata de manera muy fácil. Cuando los del 'Tata' entraron en materia, fueron imparables. Destaparon su mejor fútbol y arrinconaron a los navarros a base de juego combinativo, pases filtrados al interior del área, al espacio y un perfecto aprovechamiento de las bandas. Todo eso y el acierto ante la meta contraria. Sobre todo destacaron Iniesta y Messi.

El manchego, con su fútbol angelical, su toque sutil y la clarividencia que le caracteriza fue el de los mejores días y en ese punto, el Barça se dispara. Lideró el fútbol desde la izquierda para habilitar a Alba en las subidas, para combinar con Pedro o para asociarse con Leo Messi, que vuelve a estar a su mejor nivel.

Para que los azulgrana despertaran tuvieron que ver cómo Valdés sacaba un balón de la red de su portería. Marcó Oriol Riera en el minuto 9 tras aprovechar un rechace del meta a un duro remate de Armenteros. El gol fue anulado por claro fuera de juego del exdelantero barcelonista. Entre el minuto 18 y el 22, el Barça decidió el partido.

En el 1-0, Messi culminó una jugada colectiva en la que intervinieron Pedro, Xavi y Alexis. Un toque sutil y cercano para marcar su tanto 369 como azulgrana e igualar la marca histórica de Paulino Alcántara. En el 22, un magnífico pase de Iniesta a Alba permitió al lateral asistir a Alexis para el 2-0. El chileno anotó su decimoséptimo gol en la Liga y dejó el partido sentenciado.

A partir de ese instante el Barça se empezó a gustar ante un desdibujado Osasuna que había perdido el norte y su dibujo sobre el terreno de juego. Antes del final del primer tiempo, los azulgrana tuvieron tres ocasiones más con un fútbol muy vertical. En todas ellas, Iniesta fue protagonista, especialmente por el tanto que marcó. El manchego anotó el 3-0, su primer gol de la temporada, tras enganchar con la izquierda y desde la frontal del área un remate seco y cruzado.

Iniesta señaló hacia el cielo para celebrar el tanto. Un empalme de Xavi, tras asistencia de Iniesta (m.39), y otra jugada colectiva no resuelta por Pedro (m.40), otro de los destacados, pudo redondear una goleada que pudo ser aún más escandalosa en el ecuador de partido. Con todo decidido, el partido parecía haber dado todo de sí en el primer tiempo, pero no fue así, porque el Barça anotó cuatro goles más en una poderosa exhibición de ataque.

Marcó Messi el 4-0 y el 6-0; Tello el 5-0 en el primer balón que tocó y Pedro cerró el marcador en el último minuto del partido. Iniesta siguió a lo suyo y participó en el segundo tanto de Messi. Una combinación entre ambos permitió el tanto del argentino (4-0) y poco después Tello, de un remate seco, puso el 5-0. El argentino anotó el 6-0 y dejó la marca histórica en 371 tantos.

Esos son los goles marcados por Messi desde que se enfundó la camiseta del primer equipo azulgrana, llega hasta los 31 esta temporada y al momento culminante de la temporada de la mejor manera. Otro de los protagonistas del partido, Pedro, cerró el marcador (7-0). Después de las dudas suscitadas en los últimos partidos, el Barça volvió hoy a sentirse como en los mejores tiempos y cuando eso ocurre puede ganar a cualquiera. Necesitan los azulgrana volver a creer en sí mismos como visitantes y tiene en el Bernabeu y dentro de una semana, la posibilidad de apretar el Campeonato.