Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Liga de Campeones I Barcelona 1 - 1 Atlético de Madrid

Barcelona 1 - 1 Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid toma ligera ventaja de cara a la vuelta y demostró por qué está luchando por todo. Durante una hora de partido fue mejor que el Barcelona y logró hacer un golazo. Pero liderados por el partidazo de Iniesta, el Barcelona reaccionó, logró el empate, mostró su mejor fútbol y pudo llevarse la victoria ante un equipo que acabó muerto y que tuvo en Courtois a su gran héroe. La eliminatoria queda totalmente abierta de cara a la vuelta del próximo miércoles.

Javier Espelosín I @javi_ef85  |  Madrid |  Actualizado el 22/09/2017 a las 14:37 horas

Era una de esas noches en las que se respira fútbol por todos los costados. Las gradas del Camp Nou estaban abarrotadas desde mucho antes de que ambos equipos saltaran al campo. El Barcelona salía con la responsabilidad de saber que el club vive para estos partidos, para este momento de la temporada, una temporada que será buena o mala a partir de lo que hagan en este tramo final. Y lo hacían contra el peor equipo posible, la revelación de Europa y contra el equipo que está superando todos los pronósticos, y que además le impide ser el líder de la Liga.

El Atlético de Madrid no quiso especular y salió desde el primer minuto a presionar en todo el campo al Barcelona. Que Simeone haya alineado a Diego Costa y a Villa dejaba claro que el técnico no quería ni encerrarse ni dejar jugar la pelota a los blaugranas. La primera jugada no se hizo esperar y una gran presión del Atlético obligó a Pinto a un mal despeje que fue a parar a los pies de Arda, que rápidamente puso el balón a Villa, que de primeras y con pierna derecha rozó el palo izquierdo de la portería del guardameta. El asturiano ya lo había intentado un minuto antes con un zurdazo desde la frontal que se fue por encima de la escuadra de la portería. Los del “Tata” no conseguían entrar en el partido y además, a los once minutos de encuentro, Piqué tuvo que ser sustituido tras una mala caída.

Poco a poco el Barcelona se fue haciendo con la pelota y consiguió que el Atlético diera un paso atrás. En el ecuador de la primera parte llegó la primera del Barcelona en la cabeza de Neymar y comenzó a triangular con más fluidez. Iniesta tuvo la primera con un remate cruzado desde la izquierda de la frontal del área pequeña, pero el disparó lo cortó Godín in extremis. A la media hora, Diego Costa tuvo que pedir el cambio por los problemas que arrastraba del último partido ante el Athletic, e hizo sonar las alarmas en el club rojiblanco.

Depués del cambio ambos equipos bajaron su intensidad y parecieron firmar una tregua. Los técnicos se preocuparon más en aguantar tácticamente que en buscar el primer gol. Un remate de cabeza de Messi desde el punto de penalti que Courtois detuvo sin problemas y un tiro cruzado de Villa que detuvo Pinto fueron los únicos acercamiento peligrosos antes de llegar al descanso.

Tras el parón, el Atlético de Madrid salió con la misma intensidad que al inicio del partido, pero el Barcelona intentó jugar con las mismas armas que los de Simeone. Y ahí es donde el Atlético de Madrid se está haciendo grande. Se veía más garra, más pelea que fútbol, poca precisión y acercamientos más por el ritmo de juego que por el buen hacer de los jugadores. Y los madrileños estaban en su salsa: Diego controló un balón a casi cuarenta metros de la portería del Barcelona, desde el lateral derecho, se giró y armó la pierna incrustando la pelota en la escuadra izquierda de Pinto, que se vio sorprendido y nada pudo hacer.

Tras el varapalo, el Barcelona reaccionó y se fue en busca del empate. Primero fue Iniesta quien reclamó un penalti tras una internada por la izquierda. Después fue Busquets el que soltó un trallazo que detuvo Courtois y posteriormente fue Messi, que remató por encima de la portería. El asedio se iba incrementando, pero fue Iniesta el que se inventó un pase desde la izquierda del ataque blaugrana a Neymar, que cruzó ante la salida de Courtois e hizo el empate a uno.

El gancho del brasileño dejo KO al Atlético de Madrid y el Barcelona quiso aprovecharlo. De nuevo el manchego buscó el gol desde la frontal del área con un disparo a media altura a la izquierda del palo de Courtois, que envió a córner. Andrés Iniesta se estaba convirtiendo en el hombre del partido. Durante la primera hora de encuentro fue el mejor de un Barcelona que no acababa de entonarse y se veía superado por la intensidad de los de Simeone, y en el tramo final desplegó su mejor fútbol. Cada vez que se hacía con la pelota, había magia, generaba peligro y tensión en la zaga madrileña. Los de Simeone no conseguían recuperarse del golpe y repelía los ataques a base de garra y entrega. Messi tuvo el segundo en el lanzamiento de una falta a cinco minutos del final, y cuando ya se cantaba el gol del argentino, apareció de nuevo el guardameta belga para repeler el peligro.

Todo queda abierto de cara al partido de vuelta. El Atlético de Madrid fue capaz de imponer su fútbol durante buena parte del partido, pero el Barcelona supo reaccionar para lograr el empate. Diego anotó uno de los mejores goles del año, mientras que Iniesta respondió con una exhibición de fútbol que permitió a Neymar hacer el empate. Courtois volvió a demostrar que está a la altura de los mejores evitando que los del "Tata" le dieran la vuelta al encuentro. El próximo miércoles, vive el desenlace en Radioestadio.