Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

NBA | NEW YORK KNICKS 107-91 CHICAGO BULLS

Los Knicks de Calderón ganan a unos Bulls exhaustos y sin Pau Gasol

Carmelo Anthony lideró el triunfo de los Knicks ante unos Bulls que venían de jugar el partido más largo de la temporada, con cuatro prórrogas. El alero hizo 27 puntos, mientras que Calderón logró cinco puntos, cinco asistencias y dos rebotes. Pau Gasol no viajó a Nueva York y se perdió el partido por unas molestias físicas.

EFE | Madrid | Actualizado el 20/12/2015 a las 20:40 horas

Carmelo Anthony postea ante Jimmy Butler

Carmelo Anthony postea ante Jimmy Butler / Getty

El alero Carmelo Anthony logró 27 puntos y los Knicks de Nueva York sumaron su cuarto triunfo consecutivo al vencer 107-91 a los Bulls de Chicago, agotados ya que una noche antes jugaron cuatro prórrogas contra los Pistons de Detroit. Los Knicks (14-14) con sus cuatro triunfos seguidos se afianzan terceros en la División Atlántico al regresar al porcentaje de 50,0.

Arron Afflalo agregó 18 puntos y el reserva Lance Thomas anotó 13, mientras que el base español José Manuel Calderón estuvo con cinco puntos en 23 minutos de juego. Calderón anotó 1 de 5 tiros de campo (1 de 5 triples), 2 de 2 desde la línea de personal, logró dos rebotes y entregó cinco asistencias.

Los Bulls (15-10), que una noche antes perdieron 144-147 en cuatro prórrogas ante los Pistons, esta vez fueron conducidos por el pívot Joakim Noah, que aportó doble-doble de 21 puntos y 10 rebotes. El reserva novato Bobby Portis colaboró con 20 tantos y 11 rebotes y Jimmy Butler encestó 12.

Los Bulls se vieron afectados por el partido de la noche anterior, ya que además del agotamiento propio de jugar cuatro prórrogas, arribar al hotel en Nueva York hasta las 4:00 de la mañana. Incluso el español Pau Gasol no hizo el viaje después de jugar el viernes 48 minutos y prefirió quedarse en Chicago a esperar el regreso de su equipo, mientras se recupera de algunas molestias físicas por agotamiento.